El alcalde de Santiago, Martiño Noriega
El alcalde de Santiago, Martiño Noriega EUROPA PRESS

El Ayuntamiento de Santiago mantiene una "relación fluida" con el Arzobispado y el deán de la Catedral pese a la polémica abierta tras el pregón del carnaval en el que, según difundieron algunos medios, un cómico profirió mensajes ofensivos contra el Apóstol y la Virgen del Pilar.

Así lo ha indicado este viernes el alcalde compostelano, Martiño Noriega, que cree que la polémica forma parte de una "campaña interesada" y ha avanzado que en los próximos días trasladará a las fuerzas del orden las amenazas (algunas de ellas "de muerte") recibidas a través de las redes sociales contra su persona y su entorno familiar.

"Hoy llamé al Delegado del Gobierno pero no pude hablar con él. Seguramente la semana que viene ponga en conocimiento de los cuerpos de seguridad todo el material recogido en las últimas horas", ha indicado Noriega, que el pasado jueves publicó en sus redes sociales una captura de pantalla con varias amenazas graves recibidas en las últimas horas a raíz de la repercusión que ha tenido el pregón pronunciado el pasado sábado por el dramaturgo y cómico Carlos Santiago.

Así, ha indicado que no pueden pasarse por alto "este tipo de cuestiones" que se adentran en "el terreno personal" y en las que llegan a producirse "amenazas de muerte", incluso, a su entorno familiar. "No darle importancia es darle centralidad en la sociedad a quien no la tiene", ha apostillado.

No obstante, ha recordado que ya en 2015 sufrió un episodio similar cuando un vecino de Santiago vinculado a partidos de extrema derecha fue detenido por amenazarlo y perseguirlo. La Fiscalía reclama dos años de cárcel para este hombre. El juicio estaba previsto que se celebrase "este mes de febrero" pero que ha sido pospuesto a final de año, según ha confirmado Noriega.

Así las cosas, ha descartado tomar medidas para garantizar su seguridad y la de su entorno porque, dice, no está dispuesto "a renunciar" a su "espacio de libertad porque otras personas quieren que renuncie". "No lo hice en 2015 a pesar de que se me recomendó y no lo voy a hacer ahora", ha añadido.

"RELACIONES CORDIALES" CON LA IGLESIA

Martiño Noriega ha asegurado que el consistorio que dirige mantiene "relaciones cordiales" con el Arzobispado de Santiago, que ha convocado este sábado un "acto de desagravio" al Apóstol Santiago y la Virgen del Pilar por el pregón del carnaval compostelano.

Así, el alcalde ha expresado que "hubo comunicaciones" del grupo de gobierno con las instancias religiosas de la ciudad y que "sigue habiendo sintonía más allá de que pueda haber un desencuentro personal".

"Es una relación que cuidamos dentro del respeto muto. El arzobispado y el deán forman una de las cuatro patas de la ciudad con la universidad, el ayuntamiento y la Xunta. La relación está blindada y la seguiré manteniendo de manera regular", ha remarcado.

POLÉMICA "INTERESADA"

Para el regidor, la polémica forma parte de una "campaña interesada". "No entro en que una intervención transgresora pueda herir sensibilidades. Lo que digo es que no las hiere de forma natural, las hiere después con una campaña interesada", ha expresado.

Y es que, como ha recordado, no existe material audiovisual que atestigüe las presuntas ofensas religiosas vertidas por el humorista y dramaturgo Carlos Santiago en el pregón. "Es el como el caso de Ricky Martin, todo el mundo sabía lo que había hecho y nadie lo había visto", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.