El Ministerio Fiscal sostiene que uno de los acusados es propietario, socio único y administrador único del establecimiento situado en Colloto-Siero, con licencia de apertura del Ayuntamiento de Oviedo como local de música amplificada, de hostelería y restauración y que está dedicado a actividades de alterne y prostitución. Los otros dos acusados son los encargados de vigilar y comprobar el funcionamiento diario del establecimiento, de común acuerdo con el propietario.

El día 20 de agosto de 2015, a las 22.00 horas, en el curso de una inspección realizada conjuntamente por miembros de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social junto con miembros de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial, los inspectores comprobaron que en el establecimiento se encontraban trabajando 14 personas de las cuales solamente dos estaban dadas de alta en la Seguridad Social. Las personas que se encontraban trabajando sin estar dadas de alta en la Seguridad social eran una camarera y once chicas de alterne.

Consulta aquí más noticias de Asturias.