Estas dos convocatorias se suman a las ayudas en materia de vivienda, natalidad y proyectos de arraigo, cuyo plazo finalizó el pasado 31 de enero, que conforman el programa demográfico 2017 del Plan Soria gestionado por la Diputación con un montante global de dos millones de euros.

La convocatoria de ayudas para financiar proyectos de economía social cuenta con una partida de 150.000 euros y trata de garantizar la prestación de servicios en el medio rural, donde no prima estrictamente la rentabilidad económica sino la realización de una labor social de apoyo a la comunidad.

Esta línea de ayudas iba destinada a personas físicas o jurídicas cuyo domicilio fiscal y social esté ubicado en localidades de menos de 20.000 habitantes que sean titulares o presenten un proyecto de creación o remodelación de un establecimiento abierto al público en los siguientes sectores: actividades comerciales minoristas, establecimientos de restauración, servicios a domicilio, servicios de atención a la infancia y tercera edad, gestión de centros y locales culturales y turismo rural.

Por su parte, la convocatoria de subvenciones para el establecimiento y consolidación de población juvenil en el ámbito rural cuenta con una partida de 150.000 euros y tres líneas de actuación. Hay subvenciones a jóvenes para financiar honorarios técnicos de redacción de proyectos técnicos para la construcción o rehabilitación de viviendas unifamiliares (importe máximo por ayuda, 2.000 euros); subvenciones a jóvenes para financiar cantidades relativas a los seis primeros meses de intereses devengados en el año 2018 de los préstamos hipotecarios (importe máximo por ayuda, 2.000 euros); y subvenciones a jóvenes como apoyo económico para el pago del alquiler durante seis meses consecutivos del año 2018 (importe máximo por ayuda, 400 euros mensuales o 1.500 anuales).

Consulta aquí más noticias de Soria.