En un comunicado remitido a los medios, la formación nacionalista asegura que "resulta evidente" que la apertura de los nuevos accesos de Rande fue "precipitada" con el único fin de "beneficiar a la concesionaria" y "a costa de la seguridad de los trabajadores y de los propios usuarios".

Asimismo, ha señalado que, con esta inauguración celebrada antes de finalizar el año 2017, el Gobierno dio "luz verde" a Audasa para subir unos peajes que para el BNG suponen una "estafa generalizada".

"De nuevo el PP, con Feijóo a la cabeza, se coloca del lado de la multinacional en lugar de defender los intereses de los gallegos, permitiendo que la concesionaria siga haciendo caja y prestando un servicio de tercera, como queda plasmado en las miles de denuncias que acumula", denuncia el Bloque.

El BNG ha destacado que recurrirá estas multas y ha considerado un "mundo al revés" que sean sancionadas las personas que denuncian una "inauguración fraudulenta" e "incluso ilegal" de obras "inacabadas". "Lo que debería hacer el Gobierno central y la Xunta es pedir explicaciones a la empresa ejecutora de las obras y a Audasa y, como mínimo, paralizar cualquier incremento de los peajes", ha asegurado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.