Cartel taller Torremolinos educación sexual
Cartel taller Torremolinos educación sexual APOYO POSITIVO

La ONG Apoyo Positivo, encargada de realizar unos talleres sobre masturbación femenina y masajes eróticos entre hombres en Torremolinos (Málaga), ha mostrado su rechazo a la polémica surgida por dichos proyectos y sus carteles. Por su parte, la Delegación de Salud de la Junta de Andalucía ha defendido estas actividades basándose en la utilidad para prevenir enfermedades de transmisión sexual.

Así, desde la Junta de Andalucía han especificado en un comunicado que debido a que las enfermedades de transmisión sexual y, en especial, el SIDA, son un "grave problema de salud pública", uno de sus principales objetivos es la "prevención" de estas.

Por este motivo, han recalcado, "financiamos programas de prevención a las asociaciones y ONG que trabajan con prácticas de riesgo" defendiendo que estas los llevan a cabo "con las estrategias que creen más adecuadas para llegar a conseguir que estas personas realicen prácticas sexuales de manera segura evitando así la transmisión de estas enfermedades".

Por su parte, desde Apoyo Positivo han destacado en su paágina web que cualquier persona "tiene derecho a informarse y formarse para el disfrute, comunicación y protección de su placer y derechos sexuales y reproductivos, sin amenazas ni violencia", explicando que esta afirmación de la Declaración de Derechos Sexuales de la World Association for Sexual Health, se materializa en actividades como las que han promovido en el municipio malagueño.

Asimismo, han defendido que "la salud sexual es un derecho; que las administraciones tienen la obligación de garantizar la salud sexual y promocionarla; y que, como organización que trabaja en salud sexual, diseñamos un programa integral que de respuesta a esta".

Apoyo Positivo ha reconocido que pueden entender "que no se compartan los valores y principios de nuestra entidad", e incluso, "nuestro mal gusto estético", aludiendo a la cartelería utilizada para promocionar los talleres, "pero fomentar el odio hacia otras personas es algo grave y un delito tipificado".

Así lo han recordado desde la ONG tras mostrar algunos de los mensajes publicados en redes sociales donde aparecen calificaciones como "depravados" o "enfermos mentales" o en los que se ha instado a que "se vayan a sus garitos y no consintamos que conviertan Torremolinos en lugar de lujuria y descoque".

"EL PROBLEMA ES DEL ODIO Y LA HOMOFOBIA"

Por otro lado, han señalado que "lo realmente grave de esto es que en 2018 una campaña por el Día Europeo de la Salud Sexual y, en concreto, la publicidad de algunas de sus actividades educativas sea un motivo de polémica".

En este sentido, han criticado que "como sociedad no demos respuesta a la lacra de asesinos machistas y que unos talleres de educación sexual y afectiva sean, repentinamente, un motivo de ataques irracionales". "Es un claro síntoma de que nuestro sistema estructural y patriarcal necesita ser abordado y cambiado con urgencia", han apostillado.

Así, han reiterado que el "problema no reside en dos dibujos, ilustraciones, en las que no se ve siquiera un genital, y que nos sirven para acercar de forma amable un taller en el que se impartirán conocimientos biológicos, científicos, emocionales y sanitarios", sino que "el problema está en nuestros ojos y en el odio que imprimimos a lo que desconocemos, no entendemos o nos causa algún tipo de incomodidad o cuestionamiento", han sentenciado.

"El único problema de toda esta polémica es el odio y homofobia de quien se ha hecho eco de estas palabras en redes sociales y de quienes las han trasladado hasta incluso medios de comunicación: una violencia explícita e injustificada que atenta y discrimina a otros seres humanos con los mismos derechos", han dicho, afirmando que "no vamos a dar ni un paso atrás" ante este "sinsentido que intenta pasar por encima de nuestros derechos".

Consulta aquí más noticias de Málaga.