De esta manera, las pesquisas policiales empezaron el 29 de enero, cuando el personal de una empresa de reformas de viviendas requirió la presencia policial dado que habían accedido a unos apartamentos que se encontraban cerrados y sorprendieron en el interior a unas personas que se dieron a la fuga.

En ese momento, los trabajadores se percataron de que numerosos electrodomésticos de los apartamentos habían sido sustraídos y los accesos forzados para acceder al interior de los mismos, según ha informado la Benemérita.

Una vez en el lugar, los agentes del Área de Investigación comprobaron que la mayoría de las puertas principales o de los patios traseros habían sido forzadas y que faltaban numerosos electrodomésticos como hornos, placas vitrocerámicas, lavadoras y televisores.

UNO DE LOS LADRONES SE DEJÓ UN TELÉFONO MÓVIL

Por su parte, durante la inspección se recuperó un teléfono móvil que se le extravió a uno de los presuntos autores, encontrando además diferentes tickets de caja de un supermercado cercano, procediéndose a solicitar las grabaciones efectuadas por el sistema de videovigilancia y pudiendo identificar de esa manera a los presuntos autores, los cuales son conocidos delincuentes de la demarcación policial del referido Puesto Principal.

Una vez identificados los mismos la Guardia Civil localizó

y les imputó en calidad de investigados el delito mencionado, como presuntos autores de un delito de robo con fuerza en las cosas en cinco apartamentos.

Finalmente, los investigados han quedado a disposición del correspondiente Juzgado, en funciones de guardia, de la localidad de Maspalomas.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.