Los agentes estuvieron durante más de diez minutos haciéndole maniobras de reanimación cardiopulmonar, en contacto con un médico de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061 que le daba las pertinentes indicaciones, hasta que consiguieron reanimarlo, según ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa sobre este suceso que ocurrió en la madrugada del pasado lunes.

Los dos guardias civiles se fueron turnando en la reanimación hasta que vieron al hombre reaccionar. Poco después llegó una ambulancia, estabilizaron al hombre y lo trasladaron hasta la UCI del hospital del Parque Tecnológico de la Salud de Granada, donde se ha recuperado satisfactoriamente.

Los hechos ocurrieron sobre las 4,45 horas del día 12 de febrero, cuando, una vecina de La Zubia, muy preocupada porque su pareja, que sufre depresión, no había vuelto a casa desde el día anterior, decidió acudir al acuartelamiento de la Guardia Civil en este municipio del área metropolitana de Granada a denunciar su desaparición.

Sin embargo, al salir a la calle, junto a su vivienda y dentro de su coche, encontró a su marido inconsciente, echado sobre el volante. Llamó al teléfono de Emergencias 112 Andalucía, solicitando ayuda, y, pocos minutos después, llegaba la patrulla de la Guardia Civil de la localidad, cuyos agentes se hicieron cargo de la situación, en contacto con el 061.

La mujer aprovechó para agradecerles su trabajo, ya que, "según los médicos que atienden a su marido, si no hubiera sido por las maniobras de reanimación que le realizaron hubiera muerto".

Consulta aquí más noticias de Granada.