Huelga de la justicia en Galicia
Huelga de la justicia en Galicia .

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha defendido este miércoles que la Administración gallega está abierta a hablar para intentar reconducir el conflicto en la justicia en cualquier momento, pero ha remarcado que la base de la negociación será la última oferta que el lunes el Gobierno dejó sobre la mesa y ha manifestado su deseo de que los sindicatos "entren en razón".

En un acto en A Estrada, el vicepresidente ha remarcado que la postura de la Xunta es "conocida" y ha recordado que la propuesta económica que los negociadores de la Administración plantearon el pasado lunes supone una subida, según el cuerpo de funcionarios de la justicia a la que se refiera, de entre 816 y 1.080 euros al año. Respecto a otras reivindicaciones, ha remarcado que se lograron acuerdos.

"Ahí estamos y ahí vamos a seguir", ha sentenciado Rueda, quien ha aprovechado sus declaraciones a los medios para "volver a hacer un llamamiento a la responsabilidad" y a que finalice una huelga indefinida en la que, a quienes se está causando perjuicios, es "a los ciudadanos que necesitan ir a los juzgados".

Rueda, quien ya apeló esta semana a que se levante el paro iniciado el miércoles de la semana pasada, ha insistido en que "se puede seguir negociando sin mantener una huelga indefinida". Ha añadido, además, que para negociar "hay que hacer algo más que calificar de ridícula una subida que puede llegar a los 1.000 euros al año".

Con esta postura por parte de los sindicatos, ha advertido que no se va a llegar "a muchos putnos de acuerdo". "Espero que los sindicatos entren en razón y se den cuenta que sobre la base de la propuesta de la Xunta es sobre la que hay que llegar a un acuerdo", ha aseverado, antes de reiterar que "esto no es un toma y daca para ver quién sube más y hasta dónde llegamos".

"Hasta donde llegamos es a la cifra ofertada y ahí nos vamos a mantener", ha remarcado.

¿NUEVA REUNIÓN?

Acerca de si hay previsto algún nuevo encuentro o contacto entre Xunta y comité de huelga, el vicepresidente ha remarcado que el Gobierno gallego nunca ha cerrado las puertas a hablar. "Hoy mismo, o mañana, si quieren", ha esgrimido, antes de recordar que la Xunta ya volvió a sentarse el lunes y fueron los sindicatos quienes se volvieron a levantar diciendo que la oferta era "ridícula".

"Las fechas (para el diálogo) son todos los días que los sindicatos quieran", ha asegurado, antes de precisar que esta disposición no significa que la Xunta "vaya a estar subiendo siempre la cifra", toda vez que maneja "recursos públicos" y la contrapropuesta del comité de huelga es inasumible.

Rueda ha vuelto a censurar que se califique de "ridícula" una subida que alcanza los 1.000 euros al año y ha advertido de que así "no se va a llegar a ninguna parte", antes de hacer "un llamamiento a la reflexión y a la racionalidad".

"ESTO NO VA DE QUIÉN LLAME A QUIÉN"

Preguntado acerca de si la Xunta tomará la iniciativa, ha replicado que "esto no va de formalismos ni va de quién llame a quién". "Nosotros estamos ahí permanentemente y si hay que volver a sentarse para hablar de la oferta que hicimos el lunes, pues mañana mismo y el tiempo que haga falta", ha asegurado.

"Si los sindicatos están esperando una llamada de la Xunta, pues aprovecho para decirles que la llamada de la Xunta es permanente. Estamos ahí, conocen nuestra oferta. Hablemos de ella e intentemos llegar a un acuerdo", ha apelado, antes de concluir que, si lo que espera el comité de huelga es que la Administración vuelva a "subir" su oferta, "ya conoce la postura de la Xunta".

"NO ES CUESTIÓN DE CAPRICHO, SINO RESPONSABILIDAD"

Rueda ha incidido en las molestias para los ciudadanos que supone la suspensión de juicios y trámites que "no se están haciendo, aunque deberían estar realizándose por los servicios mínimos". "Que un servicio tan fundamental como la justicia no funcione de forma normal, siempre va a causar perjuicios", ha esgrimido.

De hecho, ha reconocido que la Xunta es "la primera" en admitir los perjuicios y en desear que se solucione el conflicto. Pero para lograrlo, también ha dejado claro que no puede "ir a límites insostenibles".

Así, se ha mostrado convencido de que "la gente entiende que no es cuestión de capricho sino de responsabilidad" puesto que el Ejecutivo que lidera Alberto Núñez Feijóo trabaja "con dinero de todos" los gallegos, por lo que hay que ser "especialmente responsable" en la gestión.

Dicho esto, ha concluido que la pretensión del comité de huelga, que ronda un incremento del complemento autonómico de unos 2.700 euros al año, es "a todas luces insostenible e injustificable". "Y no la podemos admitir si somos gestores responsables", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.