Durante el acto de juicio el fiscal tiene previsto pedir 12 años prisión para el principal acusado así como un año y seis meses más para C.D.N.V. y para A.S.F., a quienes se le acusa de haber participado en un duodécimo asalto efectuado durante la madrugada del 9 de abril de 2016 en una cafetería de la que se habrían llevado el contenido de una máquina registradora tras ocasionar daños por valor de 430 euros.

Los robos tuvieron entre el 28 de marzo y el 16 de abril de 2016 en el núcleo roquetero, varios de ellos en la misma noche. Asimismo, algunos de ellos se repitieron en varios establecimientos, como en un centro veterinario, que habría sido asaltado hasta en tres ocasiones, siempre de madrugada, y del que el principal acusado se habría llevado efectos de valor tras forzar una de las ventanas.

El acusado habría empleado siempre el mismo 'modus operandi', para lo que forzaba las puertas y ventanas de establecimientos como arrocerías, panaderías, restaurantes u otro tipo de establecimientos en busca de objetos de valor o de dinero en efectivo, de modo que en uno de los golpes habría llegado a hacerse con material por valor superior a los 4.500 euros.

El procesado por estos hechos, que en el momento de los hechos contaba con 18 años de edad, se habría ayudado además de algunos menores para cometer sus robos, de acuerdo con la calificación del fiscal. Por ello, el Ministerio Público le reclama más de 8.100 euros en concepto de indemnización a los distintos perjudicados.

Consulta aquí más noticias de Almería.