N.Folch, M.Valls, J.Mateo y X.Vidal Folch
N.Folch, M.Valls, J.Mateo y X.Vidal Folch EUROPA PRESS

Nueve meses después de graduarse, un 54,46% de los titulados en 2016 están inseridos laboralmente -trabajan o combinan trabajo y estudios-, mientras que los que optan por la continuidad formativa son un 51,19% -que incluyen los que estudian y los que combinan trabajo y estudios-: los graduados que solo trabajan representan un 38,98% y los que solo continúan estudiando, un 35,71%.

Estas cifras retrotraen a las de 2009 cuando un 37,8% de los graduados se insería laboralmente y un 32,34% optaba por continuar los estudios, una tendencia que, con el impacto de la crisis se cambiaron, pasando a ser más los que seguían su formación, llegando a alcanzar en 2014 un porcentaje del 42,88%.

El secretario de Políticas Educativas de la Generalitat, Joan Mateo, ha afirmado que la inserción laboral es un indicador clave de la calidad del sistema, mientras que el subdirector general de Programas, Formación e Innovación de FP, Estanislau Vidal-Folch, ha asegurado que se trata de un "indicador de recuperación",

Contando solo los graduados de FP dual, la inserción se eleva al 71,53% entre aquellos que trabajan (52,35%) y combinan empleo y estudios, casi dos puntos más que la promoción anterior, y un 41,94% entre los que siguen estudiando (22,76%) y combinan estudios y trabajo.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.