La actuación de la Guardia Civil se inició en los primeros días del mes de enero, cuando los agentes tuvieron conocimiento que en la celebración de un evento en un local de fiestas situado en Benicàssim se había realizado una venta anticipada de entradas, que el mismo no se pudo realizar porque que la sala había sido clausurada por un exceso de aforo y que, transcurrido un tiempo, los asistentes habían solicitado la devolución del importe pagado.

Los agentes iniciaron una investigación y recopilaron numerosas denuncias y, tras varias gestiones, averiguaron que el promotor del evento había efectuado una venta anticipada de 2.000 entradas por un importe de 20.000 euros aproximadamente.

Por todo ello los guardias civiles procedieron a la investigación del organizador, un varón de 19 años y vecino de Castellón, como supuesto autor de un delito de estafa continuada. Las diligencias instruidas han sido remitidas a los Juzgados de Castellón.

Consulta aquí más noticias de Castellón.