La actuación se inició en el mes de enero con motivo de los servicios que la Guardia Civil tiene establecidos para combatir los robos y hurtos en viviendas y establecimientos públicos de la provincia.

Los agentes tuvieron conocimiento que el representante de una empresa propietaria de varias máquinas recreativas comunicó la sustracción de la recaudación de tres de ellas, las cuales se encontraban en el interior de un establecimiento de hostelería situado en la localidad de Oropesa del Mar. El importe de lo sustraído asciende a 9.100 euros.

Los guardias civiles iniciaron una investigación y comprobaron que el presunto autor de los hechos era el propietario del establecimiento, quien, tras forzar las máquinas recreativas ubicadas en el bar que regentaba y sustraer su recaudación, simuló ser víctima de un delito de robo ante la empresa propietaria de las mismas.

Por todo ello los agentes procedieron a la investigación de un varón, vecino de Oropesa, como supuesto autor de un delito de robo

Las diligencias instruidas han sido remitidas a los Juzgados de Castellón.

Consulta aquí más noticias de Castellón.