este domingo un acuerdo con el obispado de Tortosa y el Ayuntamiento de Morella para la rehabilitación del Portal dels Apostols de la iglesia de Santa María la Mayor de la localidad castellonense. Puig ha expresado su confianza en que el proceso de restauración, en el que el Consell invertirá alrededor de un millón de euros, "sea una realidad definitiva" a lo largo de 2019.

Las obras se centrarán sobre todo en la recuperación de las pinturas de este monumento gótico, que se encuentran entre las pocas pinturas policromadas sobre piedra que se conservan de esa época, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

En su visita a Morella, Puig ha destacado el valor cultural y el impacto en generación de empleo y beneficios turísticos derivados de la restauración de patrimonio.

Bajo el mismo prisma, ha resaltado la importancia de que "la ciudadanía conozca todo lo que significa esta rehabilitación y todo el trabajo que hay detrás", al tratarse de una inversión en "el patrimonio común de todos los valencianos".

El jefe del Consell también ha indicado que Santa María la Mayor es una de las primeras grandes iglesias que se construyeron en el antiguo reino, "con un parecido histórico con la catedral de València".

Por su parte, la directora general de Patrimonio, Carmen Amoraga, ha afirmado que el Gobierno valenciano trabaja en coordinación con todos los ayuntamientos para la puesta en valor del patrimonio y ha añadido que los ciudadanos de Morella podrán disfrutar del pórtico en un estado "lo más parecido posible" a como estaba en su creación, de cara a la celebración del Sexenni.

24 ACTUACIONES DIFERENTES

El arquitecto del proyecto, Vicente Dualde, ha explicado que durante las pruebas y trabajos de análisis del pórtico -apoyados en datos del Instituto Valenciano de Restauración, Conservación e Investigación- se han detectado 23 patologías que afectan tanto a temas constructivos, juntas o dovelas, como a temas referentes a las pinturas y esculturas.

Las 24 actuaciones previstas se centrarán en la limpieza general de las puertas, los trabajos de rehabilitación en taller de los elementos que puedan retirarse y una restauración de la estructura. Dos de las pruebas tendrán que ver con la comprobación de la humedad en el subsuelo bajo el pórtico y un mapeo con rayos láser para ver los cambios que se realizaron en el tiempo respecto al pórtico inicial.

Consulta aquí más noticias de Castellón.