Una niña de 8 años que coronaba un pilar de la colla Castellers de Barcelona —una enxaneta— ha resultado ilesa tras caer desde lo alto del castillo humano al desasirse de la tela con la que la estaban izando al balcón del Ayuntamiento de la capital catalana durante las fiestas de invierno de Santa Eulàlia.

Siete grupos castellers han actuado este domingo con motivo de esta fiesta patronal, los de Sants, de la Vila de Gràcia, Sarrià, Poble Sec, Barri de la Sagrada Família y la Jove de Barcelona, además de los Castellers de Barcelona.

Según el texto y el vídeo que ha colgado en su cuenta oficial de Twitter el presidente del Grupo del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, la caída ha provocado la alarma de quienes se encontraban en el lugar, aunque, afortunadamente, la niña no ha resultado herida.

El accidente se ha producido en un momento de la fiesta en el que, siguiendo una antigua tradición, los siete grupos han actuado a la vez y los Castellers de Barcelona han levantado un pilar de cinco (una construcción humana con una "piña", un grupo de gente en la base, y a continuación una columna humana vertical de cuatro personas).

Cuando la pequeña ha llegado a lo alto de la construcción para coronarla, ha agarrado una cinta de tela negra que le ofrecían desde el balcón consistorial y han comenzado a izarla.

Al parecer, la enxaneta no había podido agarrarse bien a la tela y ha resbalado, precipitándose al vacío, aunque la pequeña ha caído sobre la "piña" de personas que había en la base.

Tanto el propio Alberto Fernández, como fuentes cercanas al grupo casteller, han asegurado que la menor, que llevaba el casco protector obligatorio para los enxanetas, no ha sufrido daños tras la caída.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.