Así lo ha indicado el Banco de Alimentos Medina Azahara, que en una nota precisa que en esta partida destacan aceite, arroz, cacao solubre, conservas, crema de verduras, galletas, garbanzos cocidos, leche, leche de continuación, pasta y alimentos infantiles, entre otros, procedentes de las pricipales industrias de alimentación españolas que las suministran tras acudir al correspondiente concurso convocado en su día.

Tras el complejo proceso de descargas, clasificación y almacenaje, que se prolonga todo este mes, y tras pasar la inspección de Hacienda y Subdelegación del Gobierno que garantizan su transparencia y legalidad, está previsto que sea a primeros de marzo cuando se empieza a repartir a más de un centenar de entidades asistenciales y de beneficencia de Córdoba y provincia inscritas en el programa.

Dichas entidades serán las encargadas de repartir estos alimentos entre cerca de 30.000 beneficiarios. Al tratarse de fondos públicos, todos los beneficiarios deben estar derivados por un trabajador social para tener acceso a estas ayudas.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.