En un comunicado, el Ejecutivo local ha respondido, de esta forma, al grupo municipal socialista, que este viernes ha mostrado su "preocupación" por los datos recogidos en la Memoria de 2017 del Departamento de Seguridad, que reflejan que el municipio registró el año pasado 44,56 infracciones penales por cada 1.000 habitantes, lo que supone 7,2 puntos por encima de la media, y se situó como la localidad vasca de entre 25.000 y 250.000 habitantes con la tasa de delitos "más alta".

El Ejecutivo local ha afirmado que el PSE "vuelve a mentir con los datos, atribuyendo el porcentaje de 'robos con fuerza en las cosas en otros lugares', donde se incluye comercio y hostelería, a los robos en con fuerza en vivienda, donde se ha producido un descenso del 20,77%".

Según ha asegurado, la tasa de delincuencia de Barakaldo "ha descendido este pasado año hasta el 44,56%, cuatro delitos menos por cada 1.000 habitantes con respeto a 2016, cuando la tasa se fijaba en un 46,42%".

El equipo de gobierno del PNV ha señalado que, en 2015, a la llegada de Amaia del Campo a la Alcaldía, "la tasa de delincuencia por cada 1.000 habitantes era de 48,55%, lo que representó el mejor dato de delincuencia obtenido en los últimos cinco años". "A día de hoy, tres años después, la tasa de delincuencia se sitúa en 44,56%, consolidando una clara tendencia a la baja en lo que va de legislatura", ha destacado.

El gobierno jeltzale ha indicado, que tal y como les trasladan desde la Consejería de Seguridad, "es reseñable que Barakaldo ha registrado una media mejor que la del conjunto de Euskadi, ya que la tasa de delincuencia ha descendido en el último año, frente a la subida del 0,78 % registrada en Euskadi".

Asimismo, ha asegurado que "no ha ocultado ningún dato" y ha señalado que, en el conjunto global, Barakaldo "ha registrado un descenso de los delitos de un 3,73%, pasando de 4.643 a 4.470 delitos", aunque, tal y como reconoció la propia alcaldesa, "en los últimos meses se ha experimentado un repunte en los robos en comercio y hostelería, lo que ha provocado la puesta en marcha de una serie de medidas de actuación, como el refuerzo de las patrullas a pie de Ertzaintza y Policía Local, una app que relacionará directamente a comercio, hostelería y Policía Municipal, y charlas por parte de la Ertziantza a comerciantes y hosteleros para trasladar consejos y formación para prevenir robos.

Además, ha subrayado que, según se recoge en los datos de la Ertzaintza, "además del repunte de robos en comercios y hostelería se ha registrado un aumento de un 37% en las agresiones sexuales, y un 5,97% los robos con fuerza en las cosas".

Por el contrario, ha destacado que el resto de delitos "han experimento un descenso considerable en el último año, como los hurtos, con un 10,6% menos, pasando de 1.902 a 1.700". También ha remarcado que el apartado de robos en las viviendas "ha registrado un descenso del 20,77%, el robo con fuerza en las cosas en domicilio ha bajado el 19,51% y los robos con fuerza en otras dependencias y anexos de vivienda han descendido un 21,90%".

PSE "VUELVE A MENTIR"

La edil de Seguridad Ciudadana, Yolanda Fika, ha insistido en que el PSE "ha vuelto a mentir a los barakaldeses diciendo que los robos con fuerza en la vivienda han subido un 18,02%", un dato que la Ertzaintza otorga a los 'robos con fuerza en las cosas en otros lugares', categoría donde se incluyen los comercios y la hostelería".

Asimismo, ha dicho que los socialistas "también juegan con los datos al hablar de 'robos con fuerza en la vía pública' y atribuirle un aumento del 5,9%, dejando entrever que se trata de robos violentos a vecinas, cuando, en realidad este porcentaje está clasificado por la Ertzaintza en el apartado de 'robo con fuerza en las cosas'".

"En lugar de actuar de manera responsable y dejar que sean los expertos quienes expliquen los datos de delincuencia, el PSE actúa de manera incendiaria, mezclando conceptos y dibujando un Barakaldo gris y tenebroso", ha censurado.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.