De la Sierra presenta balance del 112 en 2017
De la Sierra presenta balance del 112 en 2017 GOBIERNO

El Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria coordinó un total de 67.000 intervenciones de emergencia en 2017 derivadas de las 283.104 llamadas atendidas, unas 4.000 menos que en 2016 lo que supone un leve descenso del 1,4 por ciento y una media diaria de 775 llamadas.

El consejero de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra, ha atribuido este descenso en el número de llamadas atendidas a que en 2017 no se activó ningún plan territorial por grandes emergencias, hubo un invierno "tranquilo", pero, también, a la importante bajada de las llamadas huecas, sin respuesta del llamante, y las maliciosas o de broma. Han descendido un 9 y un 27 por ciento, respectivamente en los dos últimos años.

Por eso, ha resaltado el "buen uso" del teléfono único de emergencias entre la población y los beneficios de las charlas divulgativas en los centros escolares, lo que se ha traducido en que se haya podido atender de mejor forma las peticiones de información y las emergencias reales. "La ciudadanía toma conciencia, sobre todos los niños, de la importancia de este número de emergencias y lo necesario que es no dificultar su funcionamiento correcto", ha remarcado.

El consejero ha hecho balance así del funcionamiento de los servicios de emergencias y ha dado cuenta de los actos previstos en conmemoración del Día Europeo del 112 que se celebra este domingo, que incluyen visitas al Centro de Emergencias, una exhibición y un concurso de dibujo.

Respecto a la coordinación de emergencias, el 112 coordinó 67.144 intervenciones de emergencia, unas 184 diarias. Por tipología de incidencias, las sanitarias englobaron el 28 por ciento (18.846 emergencias); mientras que incidentes por seguridad ciudadana representa el 24%, 16.177 intervenciones de este tipo.

Los relacionados con tráfico y circulación supusieron un 18% (12.318 casos); seguido de las incidencias de seguridad ciudadana, 16.177, el 17%; y por último, los accidentes de tráfico que aglutinaron el 7,4%.

Los meses con más llamadas registradas en el 112 fueron agosto y julio, con 30.983 y 28.767 llamadas respectivamente.

SISTEMA E-CALL Y NUEVAS INVERSIONES

De la Sierra ha destacado el buen trabajo desarrollado por profesionales y voluntarios que realizan su labor en el ámbito de protección civil y emergencias. A su juicio, se trata de personas que se caracterizan por su "esfuerzo, generosidad y solidaridad", lo que les permite "ir más allá del estricto cumplimiento de las funciones que tienen encomendadas".

Con el fin de seguir mejorando, ha considerado necesario continuar con la incorporación de nuevos medios para realizar un trabajo más eficaz. En 2017 y 2018, el Gobierno de Cantabria invertirá 1,5 millones de euros en el Servicio 112 y en vehículos y nuevos medios para sus parques de bomberos.

A la vez, ha lamentado las limitaciones legales a nivel nacional para incorporar más personal a los servicios de emergencia autonómicos, lo que incluso impide la creación del séptimo parque en Cantabria y cuya ubicación estará en "Camargo o Piélagos".

Entre los últimos medios incorporados, ha anunciado la puesta en marcha inmediata del sistema "e-call", que consiste en un mecanismo que, cuando se circula en un vehículo, éste avisa automáticamente si hay un accidente y facilita datos al 112 sobre el siniestro.

Será obligatorio para todos los coches vendidos a partir del 1 de abril de este año, pero ya hay marcas que desde hace tiempo están montando estos dispositivos en los vehículos. El Centro 112 comenzó la adaptación de este servicio dentro del centro a finales de noviembre del 2017, y cuenta con la certificación necesaria desde el pasado 31 de enero del 2018.

PARQUES AUTONÓMICOS

Las intervenciones realizadas por los seis parques de bomberos y emergencias localizados en Laredo, Valdáliga, Reinosa, Tama, Villacarriedo y Los Corrales de Buelna, descendieron un 4,8 por ciento respecto a 2016. En el último año se contabilizaron 1.693 actuaciones frente a las 1.779 del año 2016.

El parque que más intervenciones ha realizado es, como en ejercicios anteriores, el parque de bomberos de Laredo y que atiende a los municipios de la zona oriental de Cantabria. Los bomberos de la comarca oriental realizaron 496 intervenciones, seguido de los profesionales del parque de Los Corrales de Buelna, que intervinieron en 291 ocasiones, más de la mitad de ellas, un 54 por ciento, se han localizado en el mismo municipio de Los Corrales de Buelna.

A continuación, el tercer parque con más intervenciones el pasado año 2017 ha sido Reinosa, con 286 intervenciones. Mientras que los bomberos del parque de Valdáliga, en la zona occidental de la región, realizaron 230 actuaciones de emergencia, la mayoría de ellas registradas en Cabezón de la Sal, San Vicente de la Barquera y el mismo municipio de Valdáliga.

Los bomberos del parque de la comarca lebaniega, localizado en Tama, registró un total de 196 intervenciones. La mayoría localizadas en los municipios de Cillorigo de Liébana (64), Camaleño y Potes (los dos con 37 intervenciones).

Por último, el parque de Villacarriedo, que atiende la comarca pasiega, intervino en 194 ocasiones, la mayoría de ellas en Santa María de Cayón (22), Villacarriedo (22) y Selaya (27 intervenciones).Respecto a los tiempos de respuesta, los parques mantienen los promedios de años anteriores: entre los 2 y cuatro minutos.

Por tipos de emergencia, los bomberos autonómicos actuaron por su parte en 649 incendios, la gran mayoría de ellos en locales y viviendas de áreas urbanas, lo que supone un incremento del 24 por ciento con respecto a 2016, cuando se registraron 522 actuaciones de este tipo.

Sin embargo, con respecto a 2016, han decrecido un 40 por ciento las intervenciones para la retirada de abeja velutina, que han pasado de 490 en 2016, a 292 el pasado año.

Los bomberos atienden también un gran número de accidentes de tráfico, en 126 de ellos se requirió su intervención, y han participado en 100 ocasiones para rescatar a personas caídas, senderistas accidentados o desorientados y también rescates de animales.

Realizan también labores preventivas con el fin de retirar objetos con riesgo de caída y dar seguridad a los viandantes. Han realizado 71 operaciones de este tipo en 2017.

PLANIFICACIÓN Y PREVENCIÓN

De la Sierra ha dado cuenta también de los trabajos de planificación y prevención que ha llevado a cabo la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, con numerosos ejercicios para reforzar la capacidad de respuesta, la coordinación de la sala del 112 y de todos los servicios de emergencia que trabajan en la Comunidad.

Además del simulacro a nivel nacional con la Unidad Militar de Emergencias del mes de abril, se programaron ejercicios para la puesta en práctica de los planes de emergencia exterior de ocho empresas que trabajan con sustancias peligrosas.

Cantabria también cuenta con nuevos protocolos operativos para mejorar coordinación en rescates en costa y playa, y en montaña.

Actualmente, se encuentran en últimos trámites administrativos el nuevo Plan Territorial de Emergencias de Protección Civil (PARTERCANT), con el que Cantabria se adapta a la ley nacional y que se espera tener aprobado en este primer trimestre.

También se han iniciado los trabajos para actualizar los mapas de riesgos y planes sectoriales de emergencias de mercancías peligrosas, inundaciones e incendios forestales.

El Ejecutivo de Cantabria aprobará este mes una nueva Ley de Protección Civil, actualizada al nuevo ámbito normativo nacional y con las mejoras detectadas en los últimos años en aplicación de la norma.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.