Nieve, nevadas, carreteras nevadas, temporal, frío,
Nieve, nevadas, carreteras nevadas, temporal, frío, GUARDIA CIVIL

Galicia recupera la normalidad luego de una semana marcada por las bajas temperaturas y la nieve. Así, desde este viernes, la comunidad gallega avanza hacia un tiempo frío y lluvioso pero "dentro de lo normal" para el mes de febrero, según ha indicado Meteogalicia a Europa Press.

De este modo, tras varios días de incidencias provocadas por las nevadas en las zonas altas de Ourense y Lugo, las carreteras de estas provincias han recobrado este viernes la normalidad y ya no hay ninguna vía cortada al tráfico, aunque en zonas como A Fonsagrada y Pedrafita (Lugo) se recomida circular con precaución.

Y es que la cota de nieve se sitúa ahora por encima de los 1.000 metros en las zonas de montaña. Además, este viernes los termómetros han registrado subidas en la práctica totalidad del territorio gallego. La temperatura mínima de la madrugada del viernes -registrada en O Courel- no bajó de los cero grados, lo que contrasta con la alcanzada 24 horas antes, que rondó los 10 bajo cero en la localidad ourensana de Calvos de Randín.

Según Meteogalicia, la cota de nieve oscilará en torno a las 800 metros este fin de semana, que dejará en la comunidad un tiempo "propio del mes de febrero" marcado por los cielos grises, las precipitaciones y el frío, aunque alejado de los niveles extremos alcanzados en los últimos días.

LUGO RECUPERA LA NORMALIDAD

El alcalde de A Fonsagrada, Argelio Fernández, ha indicado a Europa Press que las lluvias caídas en las últimas horas han servido para paliar los efectos de la nieve de los últimos días, que llegó a acumularse por encima de un metro.

De este modo, el regidor ha confirmado que "no" le consta que haya "ningún núcleo aislado" en el municipio, si bien reconoce que de forma "puntual" puede haber algún vehículo que no puede salir.

Por su parte, el vicepresidente de la Diputación de Lugo y encargado del área de Gestión Territorial, Manuel Martínez, ha incidido en que la provincia vuelve a la "normalidad" luego de una semana "complicada" en la que tuvieron que actuar con especial atención en "15 ayuntamientos" lucenses.

Así, ha apuntado que también se ha recuperado el suministro y almacenamiento de sal, que la Diputación luguesa ha tenido que traer desde Pontevedra a través de dos camiones tras la bajada de las reservas luego de que se esparciesen hasta 800 toneladas en los últimos días.

De este modo, la docena de silos de almacenamiento que existen en la provincia se sitúan ahora al 50 por ciento de su capacidad y Martínez confía en que la próxima semana se lleguen a reponer "en su totalidad" las reservas de sal para combatir las nevadas y heladas en las carreteras.

MADERA SOBRE LAS CARRETERAS

Asimismo, el alcalde de A Fonsagrada ha indicado que el temporal ha dejado "toneladas" de madera desperdigadas por distintas carreteras del municipio. Así, ha precisado que "en la carretera que va de Padrón a Xetoso de Arriba se han recogido más de dos tráilers" de madera de árboles derribados por la borrasca.

De este modo, ha estimado que el ayuntamiento tardará "dos semanas" en limpiar y despejar las carreteras afectadas por esta situación, por lo que se producirán cortes al tráfico para retirar la madera.

Además, ha comentado que los servicios municipales han tenido que prestar ayuda para atender a personas dependientes "para acudir al médico o ir a la consulta" al Hospital Universitario Lucus Agusti de la ciudad de Lugo.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.