Agustín Ancizu, que fue concejal por la Agrupación Ultzama, ha declinado contestar a las preguntas de los parlamentarios en la comisión de investigación sobre la planta de biometanización y se ha limitado a realizar una breve intervención al inicio de la sesión.

"He sido concejal por Agrupación Ultzama completamente al margen de los partidos a los que ustedes pertenecen. Mi actuación como concejal solo ha tenido como objetivo tratar de hacer las cosas que fueran buenas para los ciudadanos. En la documentación remitida por el Ayuntamiento se recoge lo que he hecho en cada momento. No tendría sentido tratar de contestar ahora sobre asuntos que se han producido hace tiempo, por lo que las respuestas puede que sean erróneas en cuanto a fechas y otros detalles", ha afirmado.

A continuación, ha señalado que su medio de vida es la ganadería y "como tal estoy preocupado por todo aquello que afecta al desarrollo de mi actividad". "No he sido socio ni soy socio de Bioenergía Ultzama S.A., mi interés económico en la planta es de aproximadamente el 0,8 por ciento porque pertenezco a una sociedad que a su vez está integrada en otra sociedad con otros muchos ganaderos de la zona", ha añadido.

Según ha manifestado el exconcejal, "el resultado de la gestión de purines en la planta no ha sido el que se esperaba, y además a los ganaderos participantes en el proyecto nos ha supuesto un enorme esfuerzo, por el tiempo dedicado y por el dinero que nos ha supuesto". "Más allá de las responsabilidades políticas que buscan, las modificaciones legislativas sobre las energías alternativas y el impuesto del 7 por ciento sobre la electricidad contribuyeron decisivamente a las cuantiosas pérdidas económicas que hemos sufrido los ganaderos afectados por el proyecto de la planta", ha asegurado.

Consulta aquí más noticias de Navarra.