Fotografía
Fotografía GUARDIA CIVIL DE ALMERÍA

En el marco de la operación 'Bacro', los agentes han determinado que los sospechosos, si bien no actuaban como grupo organizado, sí se concertarían en ocasiones para cometer los hechos delictivos en función de la cantidad de dinero que necesitaran, para lo que, según las pesquisas, buscaban golpes sencillos para obtener dinero de forma directa o mediante la venta de objetos.

En una nota, la Comandancia ha apuntado que la investigación ha permitido esclarecer dos robos con fuerza en viviendas, otro en un vehículo del que se sustrajeron una gran cantidad de herramientas y dos hurtos: el de una bicicleta eléctrica y el de 450 euros en un establecimiento público. Otras fuentes consultadas por Europa Press han señalado que entre los objetos sustraídos se encontraría un ordenador personal valorado en 700 euros que, tras su robo, se habría vendido por diez euros en el mercado ilícito.

Las denuncias interpuestas por los particulares permitieron recuperar parte de los objetos robados y practicar la detención de J.A.C.V., de 34 años, F.J.C.P., de 46 años, A.C.G.D., de 31, y de R.C.O., de 46, quienes se movían por sitios concretos en el ámbito local y contaban con detenciones anteriores por hechos similares. No obstante, la investigación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones así como tampoco otros hechos delictivos.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Berja (Almería), junto con los detenidos.

Consulta aquí más noticias de Almería.