Francisco Vázquez y Miguel Ángel de Vicente.
Francisco Vázquez y Miguel Ángel de Vicente. EUROPA PRESS

Así lo ha puesto de manifiesto este jueves el presidente de la institución provincial, Francisco Vázquez, que ha presentado los programas y proyectos del departamento, junto a su responsable, Miguel Ángel de Vicente. Una vez más, y según esa cifra, Vázquez ha indicado que la Diputación segoviana es una "institución social" por destinar a ese ámbito cerca de la mitad de su presupuesto.

Se invertirán 15.360.000 euros en los cuatro centros residenciales, que prestan una atención integral y multidisciplinar a personas con diferentes tipos de necesidades y apoyos, con los que cuenta la institución provincial. Además, otros 7.895.000 euros se destinarán a los servicios sociales básicos, como la ayuda a domicilio, la teleasistencia, los programas de ocio preventivo o las aulas de manualidades, entre muchos otros.

Esta apuesta hace que la empleabilidad alcance un 61,7 por ciento en esta área con respecto al total de la institución provincial, con 415 empleos directos, a los que hay que sumar los 542 profesionales de empleo indirecto que se crean en torno a la prestación de estos servicios.

De ellos, un 48,42 por ciento pertenece a los centros residenciales donde la Diputación garantiza la atención a las casi 400 personas que viven en ellos y supera las exigencias de dotación de profesionales marcadas por el decreto 14/2017 de autorización y funcionamiento de los centros de carácter social para la atención a personas mayores en Castilla y León, como ha valorado Vázquez.

Asimismo, el presidente ha destacado el sistema de gestión y atención a la dependencia. Los servicios sociales básicos se han configurado como la puerta de entrada al sistema, a través de los Centros de Acción Social (CEAS), que son los encargados de realizar la información, las valoraciones de dependencia, el dictamen, la consulta y el establecimiento de los Programas Individuales de Atención, en donde se determinan las modalidades de intervención más adecuadas.

La Diputación es prestadora de servicios como la ayuda a domicilio, la teleasistencia o centros residenciales. Pilares "fundamentales y esenciales" del sistema de dependencia, como ha agregado.

Excluida la capital, en Segovia han solicitado dependencia 6.086 personas, de las cuales 4.662 personas (el 76 por ciento) tienen derecho a prestaciones. De las personas con derecho a prestaciones, el 98,71 por ciento recibe ya prestaciones, un registro muy por encima de la media nacional, que se sitúa en un 75,48 por ciento.

UN TOTAL DE 1.560 DEPENDIENTES DE GRADO I

En cuanto al Grado I, que entró en vigor en vigor en julio de 2015, los datos de dependencia recogidas muestran que en la provincia se incorporaron ya al sistema de atención el 98,55 por ciento de ese tipo de dependientes, ligeramente por encima de la media regional, que asciende al 98,46 por ciento y muy por encima de la nacional, que es del 53,51 por ciento. Segovia, excepto la capital, atiende en la actualidad a 1.560 personas dependientes de Grado I.

En relación con las personas reconocidas como dependientes severos y grandes dependientes, Grados II y III, los datos señalan que en la provincia se atiende al 98,76 por ciento del Grado II y el 98,85 por ciento del Grado III. Esto supone que mientras en el conjunto del país la lista de espera es del 14,44 por ciento, en Segovia provincia al igual que en Castilla y León es casi inexistente (1,28 por ciento).

La atención a las personas dependientes se presta prioritariamente a través de servicios, tal y como establece la Ley de Dependencia. En la provincia segoviana, los servicios suponen el 78,87 por ciento del total de prestaciones, muy similar a la media regional pero muy superior a la nacional que se sitúa en torno al 67,18 por ciento. Así, de las 4.662 personas dependientes con derecho a prestación, 4.602 tienen identificadas y reconocidas 6064 prestaciones, ya que una persona puede tener varias prestaciones.

En cuanto al tipo de servicios elegidos por las personas dependientes, el 24,8 por ciento de las demandas gira en torno al Servicio de Ayuda a Domicilio público, frente al 21,3 por ciento de la prestación económica de cuidados en el entorno familiar.

CUATRO UNIDADES DE CONVIVENCIA

En 2018, se crearán cuatro unidades de convivencia en los centros residenciales. Dos en el Centro Juan Pablo II, una en la Residencia de Mayores La Alameda y otra en el CAMP El Sotillo. Estas cuatro nuevas unidades de convivencia se sumarán a las dos existentes.

Además, se pondrá en marcha de una herramienta informática que permita la gestión de los centros y que posibilitará una planificación compartida y común para uso de todos los profesionales.

Igualmente, se planeará la mejora del proceso de atención individualizada y grupal en el Centro Juan Pablo II, en el que se verán involucrados un grupo de mejora y el grupo motor como equipo de profesionales que ya trabajan en los procesos globales del centro.

En los Servicios Sociales Básicos, se creará una herramienta informática para la gestión de prestaciones sociales en los CEAS que implementará un punto de acceso único para los profesionales, centralizará la información y facilitará la obtención de informes e indicadores. Esto permitirá una modernización de los sistemas de gestión con posibilidad de autenticación de los usuarios o gestión de citas.

También se desplegará el mapa de procesos en su totalidad con la incorporación de la intervención comunitaria, se ampliará el Programa Crecemos de 25 a 28 municipios, y se creará el Comité de Ética Provincial.

Por otro lado, se creará el reglamento regulador del Servicio de Ayuda a Domicilio y Teleasistencia y los de ayudas de emergencia social, acceso a centros residenciales y reglamento de régimen interior de los centros, así como el reglamento por el que se crea y regula el Comité de Ética.

Consulta aquí más noticias de Segovia.