Un varón de 49 años de edad, con tres requisitorias pendientes de detención e ingreso en prisión, ha quedado recluido en la cárcel de Araba, tras ser detenido por intentar atropellar a dos ertzainas y embestir en varias ocasiones contra dos vehículos policiales en el municipio alavés de Legutiano. Durante el incidente, los agentes han realizado varios disparos contra la furgoneta para tratar de detener al sujeto, que finalmente ha sido localizado herido leve en el pantano, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad.

Las primeras diligencias policiales realizadas tras el incidente, que sucedió alrededor de las nueve de la pasada noche, destaca que, ante la presencia de una patrulla de la Ertzaintza, una furgoneta realizó una maniobra de marcha atrás en la N-240, en la salida de Vitoria por Gamarra, poniendo en peligro a los restantes usuarios de la vía.

Los ertzainas dieron el alto al conductor y, cuando le estaban solicitando su documentación, éste reanudó la marcha bruscamente, golpeando a uno de los agentes, y huyó luego sentido Legutiano por la N-240.

Los agentes iniciaron su persecución, siendo embestido su vehículo en varias ocasiones por la furgoneta, que sufrió una salida de calzada a la altura de la salida hacia Otxandio. Al apearse los agentes y acercarse a pie al vehículo, éste reanudó nuevamente la marcha, dirigiéndose directamente hacia ellos.

DISPAROS

Ante el peligro para la integridad de ambos, los agentes realizaron varios disparos contra la furgoneta para tratar de detener su marcha. La furgoneta embistió al vehículo policial y, posteriormente, a un segundo coche patrulla que había llegado a la zona.

Una media hora más tarde, la furgoneta fue localizada en los alrededores de Legutiano, y los agentes iniciaron la búsqueda de su conductor, que fue encontrado hacia la una menos cuarto de la madrugada en las inmediaciones del pantano de Urrunaga, con una herida de carácter leve.

El sujeto fue trasladado al Hospital de Santiago, en Vitoria, en calidad de detenido. Tras recibir el alta médica, fue conducido por orden judicial al centro penitenciario de Araba. Cuatro agentes, por su parte, precisaron ser atendidos en la mutua sanitaria.

El arrestado tiene en vigor tres órdenes judiciales para su detención e ingreso en prisión. Se trata de un varón de 49 años de edad, considerado delincuente habitual, con antecedentes policiales por robo con fuerza y con violencia, así como por atentado y resistencia a agentes de la autoridad.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.