La nieve ha cuajado en las playas de Barcelona.
La nieve ha cuajado en las playas de Barcelona. @meteocat

El director general de Protección Civil de la Generalitat, Joan Delort, ha avisado este jueves de la posibilidad de precipitaciones de nieve débiles intermitentes en el área metropolitana de Barcelona, y ha pedido extremar la precaución en la movilidad.

En declaraciones a los medios, ha afirmado que es un fenómeno meteorológico variable, que se ha iniciado en las comarcas de Girona, llegará entre las 13 y las 14 horas a Barcelona, donde permanecerá la tarde, y que desaparecerá antes de medianoche por las costas de Tarragona.

Ha señalado la posibilidad de que se puedan producir precipitaciones de poca intensidad y duración en puntos de Barcelona, coincidiendo con la salida de los escolares, por lo que ha recomendado precaución y tranquilidad, y ha señalado que es un episodio que nada tiene que ver con nevadas de días anteriores en Catalunya.

La nieve se ha dejado ver tímidamente a primera hora de la mañana en algunas comarcas del litoral y el interior de Barcelona y Girona como el Barcelonès, Maresme, Selva, el Gironès y Baix Empordà. Por ejemplo, en Santa Cristina d'Aro, Llagostera, Tordera, Sils, Maçanet de la Selva y Sant Dalmai la nieve ha empezado a coger y ha enharinado el paisaje, mientras que a la misma línea de mar, como Calella de Palafrugell, han caído algunos copos.

La cota, en principio, está situada a los 200 metros pasadas las seis de la mañana, a pesar de que puntualmente podría caer por debajo. El Servei Català de Trànsit, por su parte, ha pedido mucha prudencia en la AP-7, entre Maçanet de la Selva y Sant Celoni, y en la C-35, entre Hostalric y Vidreres por la presencia de nieve y hielo en la calzada.

Además, ha recordado que todavía quedan tres carreteras cortadas en el Pirineo y Prepirineo como consecuencia del temporal de principios de semana y en una decena de vías más hay que circular con cadenas. Las carreteras donde no se puede circular son la BV-4024 Bagà-Coll de Pal, la GIV-4016 de Tosses en Planoles y la GIV-5201 Viladrau-Sant Marçal de Montseny.



Este miércoles al atardecer, Autopistas, compañía del Grupo Abertis, ya activó un dispositivo de seguridad vial a las autopistas que gestiona en Cataluña (la AP-7, de la Jonquera en Tarragona; la C-32, de Castelldefels a Vendrell; la C-33, de Barcelona en Montmeló, y la AP-2, de Zaragoza a Vendrell) para hacer frente a las nevadas previstas. En total, el operativo está formado por unos 300 profesionales y 39 máquinas quitanieves preparadas para tratar la calzada con sal e intervenir en caso de que sea necesario. El dispositivo se coordina desde el Centro de Operaciones y Seguridad Viaria de Granollers, en Barcelona.

Por el que hace el transporte público, FGC informa que el servicio se lleva a cabo con normalidad y a Cercanías tampoco constan incidencias, excepto el tramo interrumpido de la R3 entre Puigcerdá y Ribes de Freser por la avería de un tren en La Molina. Durante este jueves una locomotora intentará retirar el convoy averiado en esta estación, que tiene dos vías pero una de ellas está inoperable por acumulación de nieve.



Las previsiones del Servicio Meteorológico de Cataluña indican que la cota de nieve se puede situar en torno a los 200 metros, si bien no se descarta que en momentos de aguacero pueda llegar a nevar hasta nivel de mar al litoral central y en el área Metropolitana de Barcelona, lo cual puede comportar afectaciones en la red viaria.

Las precipitaciones localmente podrían ser de nieve granulada y se podrían acumular más de 2 centímetros por encima de 400 metros. Por la tarde las nevadas se desplazarían hacia el litoral de Tarragona.

En la capital catalana, el Ayuntamiento de Barcelona ha activado el Plan de Emergencia Municipal para Nieve y Hielo en fase de alerta por nevadas, ante la previsión meteorológica que indica que puede haber precipitaciones en forma de nieve en cotas altas de la ciudad.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.