En diciembre, Baleares aumentó la producción industrial un 13,2 por ciento, el segundo mayor incremento, sólo por detrás de Extremadura (21,7%).

En el conjunto del país, el IPI repuntó una media del 2,6% en 2017, impulsado por todos los sectores, especialmente por los bienes de consumo duradero y los bienes intermedios.

De esta forma, la producción industrial nacional encadena su cuarto ascenso anual consecutivo después de los logrados en 2016 (+1,6%), 2015 (+3,3%) y 2014 (+1,5%), año éste último en el que logró su primer repunte desde que estalló la crisis, en 2007.

Corregida de efectos estacionales y de calendario, la producción industrial aumentó un 3% en 2017, con incrementos en todos los sectores. El mayor crecimiento fue para los bienes de consumo duradero (+5,6%), seguido de los bienes intermedios (+5,3%), los bienes de equipo (+2,9%), la energía (+2%) y los bienes de consumo no duradero (+0,8%).