En la mesa redonda, celebrada este martes en el campus del Carmen de la UHU y organizada por la plataforma Saltés Conjunto Arqueológico en colaboración con el grupo de investigación de la Universidad de Huelva Vrbanitas, Arqueología y Patrimonio, participaron también el director conservador del Paraje Natural Marismas del Odiel, Enrique Martínez; el director del Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia (1989-1994), José Castiñeira; Jesús de Haro, arqueólogo que ha dirigido y realizado las últimas actividades arqueológicas en el yacimiento arqueológico, y moderada por el arqueólogo miembro de la plataforma José María García Rincón.

Durante su intervención, Juan Campos precisó que los sectores urbanos excavados e intervenidos en las distintas campañas de intervención "sólo suponían el 1,6 por ciento de la superficie total estimada de la urbe islámica, incidiendo por ello en que era de vital trascendencia que se retomaran las excavaciones", ha informado en una nota la citada plataforma.

Sobre este asunto se pronunció también el que fuera director del Conjunto Arqueológico de Baelo Claudia José Castiñeira, quien abogó por "un modelo de gestión compartida e inclusiva", considerando que "el más apropiado para valorizar adecuadamente este yacimiento podría ser el de la figura del Parque Cultural más que en el de Conjunto Arqueológico".

De este modo, a su juicio, se permitiría el establecimiento de sinergias entre las distintas tutelas ejercidas por las administraciones implicadas sobre el mismo territorio, facilitando así la integración y participación de un mayor número de actores con un modelo de gestión compartida e inclusiva a través de un consorcio o fórmula jurídica similar.

Con una notable asistencia de público, todos los componentes de la mesa coincidieron en la idea de valorizar de forma adecuada el recurso cultural que supone tener un yacimiento de estas características en un paraje natural dentro de un estuario como el del Tinto-Odiel donde se instala una población superior a las 250.000 personas.

Para el director conservador del Paraje Natural Marismas del Odiel, Enrique Martínez, "las potencialidades del yacimiento como de su entorno deben generar sinergias entre lo ambiental y cultural con el objetivo de que a través del desarrollo de un programa de investigación se facilite la difusión social de sus valores culturales y ambientales".

Al respecto, señaló aspectos relativos al entorno natural en el que se inserta este yacimiento arqueológico, así como la problemática que puede suponer que su titularidad recaiga sobre una empresa privada y de la conveniencia de que la misma tenga una pronta reversión a lo público.

DIVERSAS ACTUACIONES

En su intervención, Jesús de Haro describió las distintas actuaciones que había realizado en el yacimiento arqueológico en los últimos 15 años, describiendo las características y valores del mismo, así como sus potencialidades.

Igualmente realizó un análisis crítico sobre su situación actual, finalizando su intervención remarcando la necesaria implicación de todos los sectores sociales en la puesta en marcha de actuaciones profesionales de intervención y puesta en valor a través de la figura del Conjunto Arqueológico o Parque Cultural e igualmente sobre la proyección de sus potencialidades como recurso económico de naturaleza Cultural para Huelva.

Tras las distintas intervenciones, según aseguran desde la plataforma, se propició un debate muy participativo por una buena parte de los asistentes derivando buena parte del debate en el modelo de gestión a través de un consorcio o una fórmula jurídica similar, del que formarían parte la Administración estatal de Costas y Medio Marino, la Junta de Andalucía a través de las consejerías de Medio Ambiente y de Cultura, así como la administración local del entorno.

Consulta aquí más noticias de Huelva.