Presentación del barometro del clima de negocio en málaga
Presentación del barometro del clima de negocio en málaga AYUNTAMIENTO DE MÁLAGA

Este informe tiene como objetivo hacer un seguimiento de las empresas extranjeras asentadas en la capital y evaluar los factores que favorecen su inversión. La presentación ha contado con Natalia Sánchez, vicepresidenta ejecutiva de la CEM, entidad con la que el Ayuntamiento desarrolla el proyecto Centro de Atracción de Inversión (CAI).

Martín Rojo ha destacado que las administraciones tengan este tipo de información a la hora de diseñar sus políticas, ya que "con estos datos, podremos potenciar los elementos que sean de mayor interés para los inversores extranjeros, y también reducir los que supongan un obstáculo", calificando de "pionero" el documento, el primero de sus características elaborado a nivel local en Andalucía.

En lo que se refiere a la facturación, el 92,6 por ciento de estas entidades estima que en 2018 mantendrá o aumentará el volumen alcanzado en 2017. Asimismo, el 85,2 por ciento considera que su inversión puede mantenerse o aumentar en el presente periodo. En lo que se refiere al empleo, el 85,1 por ciento considera que mantendrán sus plantillas.

El barómetro analiza las debilidades, fortalezas, amenazas y oportunidades de la ciudad desde el punto de vista del inversor extranjero. Las principales fortalezas valoradas por las empresas para asentarse en la ciudad tienen que ver con sus infraestructuras de comunicación, destacando especialmente el aeropuerto y el AVE.

Asimismo, destaca, la oferta de ocio y cultura, la percepción de que Málaga es una ciudad Seguridad, alcanzando todas estas variables una valoración de cuatro sobre cinco puntos. Seguidamente las empresas valoran como fortalezas el coste de vida en la ciudad; la disponibilidad de infraestructuras y servicios de telecomunicaciones y la disponibilidad de mano de obra -tanto cualificada como no cualificada-.

Esta valoración es compartida tanto por el grupo denominado empresas, como por el denominado 'no empresas' -en el que se engloban agentes del sector, inversores, personas o entidades relacionadas con el tema- aunque con algunas matizaciones. Así, el colectivo de no empresas valora como fortalezas contar con equipamientos, como los parques científicos y tecnológicos, o con infraestructuras (puerto y carreteras), así como con la capacidad de aprendizaje, antes que la disponibilidad de mano de obra cualificada.

Por contra, las principales debilidades señaladas por las empresas tienen que ver con los costes energéticos y de telecomunicaciones, así como las insuficientes ayudas para la I+D+i y el desarrollo tecnológico. También apuntan a la falta de suelo industrial y su elevado coste, así como el deficiente tren de mercancías o el dominio de los idiomas.

Para los encuestados no empresas, las principales debilidades tienen relación con el gasto en I+D+i y los insuficientes incentivos para ello, así como la falta de disponibilidad de suelo industrial.

EVALUACIÓN POR ÁREAS

En cuanto a la evaluación por áreas, han explicado, a diferencia de lo que sucede en Andalucía o España, donde las infraestructuras son el área más valorada por las empresas extranjeras, en Málaga éstas se ven relegadas a una segunda posición, al destacar por encima la calidad de vida que ofrece a sus empleados.

Lo mejor valorado es el aeropuerto, por delante del puerto y las carreteras. Los aspectos peor valorados en ambos tipos de encuestados son la disponibilidad de suelo industrial y el ferrocarril de Cercanías, así como la calidad de las redes de proveedores y los centros logísticos y las redes de distribución.

El aspecto de los costes es el que obtiene la peor puntuación de los encuestados, sobre todo, en lo que tiene que ver con la energía y el teléfono, así como el coste del suelo industrial. Los mejores resultados corresponden al coste de la mano de obra no cualificada, seguido del de la mano de obra cualificada, alquiler de oficinas, adaptación a la normativa y de transportes. El coste de la mano de obra es una de las motivaciones de instalación en Málaga.

En cuanto al capital humano, ocupa el tercer lugar en la valoración tanto de las empresas como para los otros encuestados que no lo son. Lo mejor es la disponibilidad de mano de obra, cualificada y no, seguido del sistema de formación profesional y la capacidad de aprendizaje.

Lo peor es el dominio del idioma extranjero, el sistema educativo en general, la aceptación de responsabilidades y objetivos y la calidad de las escuelas de negocio. Destaca que las empresas extranjeras otorgan una mejor puntuación al sistema de formación profesional que al sistema educativo general.

La innovación es el aspecto peor valorado por parte de los encuestados que no son empresa, mientras que ocupa el cuarto lugar para las empresas, han indicado. Los que mejor se valoran en ambos casos son la existencia y capacidad de parques científicos y tecnológicos y la disponibilidad de investigadores, seguido de las acciones de apoyo y subvenciones del Área de Nuevas Tecnologías. La peor puntuación la obtiene el total de gastos públicos en I+D+i y los incentivos y ayudas para su desarrollo en el sector privado.

El aspecto mejor valorado es la calidad de vida, siendo los factores de ocio y cultura, seguridad y coste de vida para todos los encuestados los que mejor valoración adquieren. Les siguen el sistema sanitario y la disponibilidad de escuelas internacionales en el caso de las empresas y, al contrario, en el caso de otros encuestados no empresas.

RAZONES PARA INSTALARSE EN MÁLAGA Y RETOS

Las empresas extranjeras consideran como principal motivo de instalación en la capital su localización geográfica en un 89 por ciento. Le sigue el hecho de que cuenta con buenas infraestructuras, y que el territorio resulta atractivo en general. Otros elementos tienen que ver con los reducidos costes laborales y el tamaño del mercado local.

Por otra parte, prácticamente una de cada cuatro empresas (26%) selecciona Málaga por un conjunto de valores, como son el acceso a los mercados, la cualificación de la mano de obra, las comunicaciones y la fácil adaptación de los extranjeros al estilo de vida.

Hay casi un 19 por ciento de empresas que han seleccionado Málaga por la cercanía cultural y el idioma español, mientras que en torno a un 7,4 por ciento lo ha hecho por el marco fiscal y los incentivos y subvenciones.

Para los encuestados que no son empresas, llama la atención que la localización geográfica es el principal motivo que cree que tienen las empresas para instalarse en la ciudad, pero no llegan a darle el peso real que tiene este hecho en la toma de decisión. Este colectivo cree que el atractivo del territorio y las comunicaciones en más de un 50 por ciento de los casos son motivos para la instalación en la ciudad, pero están cercanos en valoración a la localización geográfica.

En cuanto a los retos, el principal a nivel nacional, regional y local sigue siendo el dominio de los idiomas, seguido en Andalucía y Málaga por la aceptación de responsabilidades y objetivos por parte de los trabajadores.

En Andalucía se hace referencia expresa la necesidad de avanzar en disponibilidad de mano de obra cualificada, mientras que este aspecto no se destaca en España o en Málaga, donde se destaca como ámbito de actuación la disponibilidad de suelo industrial y el tamaño del mercado local.

Consulta aquí más noticias de Málaga.