Solbes De la Vega
Pedro Solbes y Fernández de la Vega en la rueda de prensa de este viernes. (Manuel H. de León/EFE)

El Gobierno redujo este viernes en dos décimas la previsión de crecimiento de la economía española para 2008, hasta el 3,1%, pero mantuvo el alza prevista del empleo en el 2,2% (420.000 puestos de trabajo) y el superávit de las cuentas públicas en el 1,2 % del Producto Interior Bruto (PIB).

Así lo decidió el Consejo de Ministros que revisó el Programa de Estabilidad de la economía española para el periodo 2007-2010, que incluye el mantenimiento de la previsión de crecimiento del PIB para este año en el 3,8%, y calcula un alza del 3,1% para 2008, del 3% para 2009 y del 3,2% en 2010.

Se mantiene el superávit del 1,2% del PIB hasta 2010

Además, mantuvo el superávit previsto de las cuentas públicas en el 1,2% del PIB durante los tres próximos años (2008-2010), mientras que se crearán 1,2 millones de empleos en el mismo periodo y la tasa de paro se situará por debajo del 8% en 2010.

El Ejecutivo considera que la economía española cuenta con "bases sólidas" para afrontar las turbulencias en los mercados financieros internacionales, que han añadido incertidumbres al panorama mundial y han afectado al clima económico general.

Este contexto ha llevado al Gobierno a revisar "ligeramente" a la baja la previsión de crecimiento para 2008, al tiempo que reitera que la economía española mantiene un crecimiento "robusto" superior al de las europeas, con un diferencial respecto a la media de la Unión Europea (UE) de 0,7 puntos porcentuales en 2008.