La banda de siete jóvenes españoles dedicada al robo y tráfico de coches de alta gama que fue detenida en Meco el pasado día 18 estaba planificando atacar el cuartel de la Guardia Civil con cócteles molotov, en venganza contra la policía, han informado hoy fuentes municipales.

Las razones de estas actuaciones fueron la venganza contra la Policía

La investigación ha revelado también, según un comunicado del Ayuntamiento de Meco, que la banda, desarticulada en una operación de la Guardia Civil y la Policía Local, planeaba un ataque contra la Policía Local, mediante la contratación de terceras personas.

Dentro de la Operación Llama, los agentes detuvieron el pasado martes a los siete vecinos de Meco, de entre 21 y 22 años, por presuntos delitos de atentado contra la Policía Local y Guardia Civil, robo de vehículos, incendios, asociación ilícita, falsificación y estafa.

Las investigaciones comenzaron en septiembre de 2005, tras el incendio de 13 vehículos en Meco, y se intensificaron a partir del pasado mes de octubre cuando se quemaron tres vehículos particulares de miembros de la Policía Local en garajes comunitarios.

Finalmente, la actuación policial concluyó con la detención de Gonzalo O.H., cabecilla de la banda, Ricardo T.B., Carlos S.P., Sergio B.G., Francisco R.R., y de otros dos jóvenes identificados por la policía como Priscila y Mariano.

Según las investigaciones, las razones de estas actuaciones fueron la venganza contra la Policía, así como el cobro del seguro en el caso de otros vehículos propios. Además de los incendios, la banda ha sido acusada de la sustracción de vehículos por encargo, los cuales eran posteriormente llevados a un taller de Meco.