La Conselleria de Salut de la Generalitat ha inspeccionado esta semana cuatro clínicas abortistas de Barcelona y su objetivo es continuar con el resto durante los próximos días.

Queremos cerciorarnos de que en la inmensa mayoría se tiene una buena praxis clínica

Las inspecciones se hacen después de
las investigaciones policiales y el proceso judicial contra la presunta trama de abortos irregulares que presuntamente se realizaron en Barcelona y Madrid.

"Se ha iniciado un proceso de inspección intensiva" de los centros que realizan interrupciones voluntarias del embarazo "para cerciorarse de que la inmensa mayoría se ajustan a la ley y tienen una buena praxis clínica".

Desde la Conselleria se precisa que "no hay una obligación" por ley de realizar inspecciones en un tiempo determinado, sino que se hace de manera aleatoria.

Remarcaron que "no está estipulado por ley cada cuánto tiempo deben hacerse las inspecciones".