El suceso tuvo lugar este martes sobre las 8.27 horas, cuando la Policía Local recibió una llamada telefónica del empleado de una gasolinera, ubicada en la avenida Primero de Mayo de Murcia, donde se había personado una chica indicando que había sido agredida por su novio.

Cuando llegaron los agentes al lugar, la requiriente les indicó que su pareja sentimental la había agredido esa mañana en su domicilio en Molina del Segura y la había obligado a subirse al vehículo, llevándola a Murcia para que le diera dinero para comprar droga.

La mujer aprovechó que su novio bajaba del vehículo para darse a la fuga y refugiarse en la gasolinera, indicando además que había recibido agresiones en otras ocasiones. Incluso, reconoció a los agentes que en una de esas agresiones, pasados varios días, llegó a abortar.

La mujer presentaba hematomas por diversas partes del cuerpo de lesiones, al parecer, anteriores, siendo trasladada a un centro sanitario para su asistencia y, posteriormente, a denunciar los hechos.

Posteriormente, se personó en el Cuartel de esta Policía del Infante un individuo de nacionalidad rumana de 23 años, que manifestó que él era el agresor de la joven, su novia, y también reconoció que en otras ocasiones también la había agredido.

Por todo ello, la Policía Local procedió a su detención por un delito de violencia de género, trasladándolo a Comisaría de Distrito de San Andrés donde se instruyeron diligenicas de lo relatado.

Consulta aquí más noticias de Murcia.