Estas investigaciones se desarrollaron después de que los días 24 y 30 de enero los tutores de las víctimas denunciaran los hechos descritos, comenzando los agentes a realizar las indagaciones pertinentes para identificar al autor del delito, según informó la Guardia Civil en nota de prensa.

Así, atendiendo a las manifestaciones de las víctimas y obteniendo el número de teléfono usado por la presunta autora -que lo había aportado para recuperar las claves de los distintos perfiles-, los agentes pudieron recoger claros indicios sobre la identidad de aquella, de tal forma que la presunta autora fue identificada por las víctimas, ya que además todas ellas formaban parte de un grupo de whatsapp del mismo centro educativo.

Una vez identificada, agentes de la Guardia Civil de Agüimes realizaron las gestiones oportunas para identificar al titular de la línea, resultando ser la menor de edad que las víctimas habían señalado como presunta autora de un delito de usurpación del estado civil, siendo investigada y remitiéndose las diligencias a la Fiscalía de Menores de Las Palmas de Gran Canaria.

El delito de usurpación está recogido en el Artículo 401 del Código Penal y se castiga con penas de prisión de seis meses a tres años a quienes usurpen el estado civil de otra persona, fingiendo ser otra persona y suplantando su filiación con el objetivo de beneficiarse de los derechos del otro.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.