Los hechos, según han informado a Europa Press fuentes judiciales, tuvieron lugar en la madrugada del 16 de febrero del año 2017, cuando el procesado se encontraba realizando funciones de seguridad en una vivienda de la capital andaluza. En el lugar se presentó esa noche el denunciante. Posteriormente, ambos, tras salir del inmueble, "se enzarzaron en una discusión, por motivos no aclarados".

Tras esta discusión y cuando la víctima iba a abandonar el lugar en una bicicleta, el procesado, esgrimiendo "un arma punzante" que llevaba, lanzó una puñalado contra el otro varón "a la altura del cuello con ánimo de acabar con su vida".

La puñalada le provocó una herida incisa en vasos principales. Asimismo, el encausado le dio un golpe en la mano derecha al levantar la víctima ésta con intención de "evitar la agresión", huyendo posteriormente del lugar el denunciante.

Como consecuencia de esto, el denunciante de los hechos, de 30 años de edad, sufrió una herida cervical penetrante en lado izquierdo del cuello de unos tres centímetros de longitud. Según las citadas fuentes, se produjo en una zona, que cualquier variación, podría haber ocasionado una herida que hubiese comprometido la vida de la víctima.

El Ministerio Fiscal, según han indicado las citadas fuentes a Europa Press, considera que los hechos denunciados son constitutivos de un delito de homicidio en grado de tentativa y por ello pide siete años y seis meses de cárcel para el procesado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.