En concreto, las placas de hielo hacen impracticable circular por la DSA-191 en Candelario (Salamanca) mientras que el resto de las carreteras cortadas al tráfico están afectadas por acumulación de nieve, algunas de la red principal como la N-629 en Águeda (Burgos).

Se trata de la CL-505 en Tornadizos de Ávila, AV-120 en Muñana, AV-501 en Navalperal de Pinares, AV-932 en Santiago del Collado, AV-500 en la capital en la provincia abulense; la CL-629 y BU-820 Pineda de la Sierra, BU-572 y BU-570 en Espinosa de los Monteros, en Pesadas de Burgos; LE-481 en Villablino, la LE-321 en Vecilla de Curueño y la LE-473 en La Pola de Gordón, en León; la CL-601 en Valsaín, SG-500 en El Espinar, y SG-205 en Cerezo de Abajo, en Segovia, y la CL-627 en San Salvador de Cantamuda (Palencia).

También está cortada la SA-203 en El Cabaco, DSA-191 en Candelario y DSA-180 en La Hoya.

Entre las vías con cadenas está la N-502 en Mengamuñoz y en El Fresno (Ávila) y la N-625 en el puerto del Pontón, N-630 en Pajares y N-621 en Riaño, en León.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.