Las propuestas se basan en la conversión de empleos eventuales en fijos, la subida salarial en base al IPC, la apuesta por un plan industrial que asegure que la fábrica de Navarra sea la referencia en la fabricación del Polo A07 y el VW-216, la defensa de la calidad del empleo también en los proveedores y la mejora de las condiciones de las jubilaciones con el objetivo de rejuvenecer la plantilla.

Según ha explicado CCOO en una nota, el próximo convenio tendrá una vigencia hasta el años 2022 y a juicio del sindicato "será clave en la calidad del empleo en Volkswagen Navarra, porque se negociará en un momento positivo".

Con la vocación de "mejorar la calidad del empleo", la sección sindical de CCOO en Volkswagen Navarra ha planteado la necesidad de crear, al menos, 250 puestos de trabajo fijos en cada uno de los dos primeros años de vigencia del convenio y otros 100 más a la firma del convenio.

Además, el sindicato ha propuesto que "ningún proveedor esté por debajo del convenio de referencia en su sector de actividad y que, como hasta ahora, haya un compromiso de no aplicar la reforma laboral".

Consulta aquí más noticias de Navarra.