En rueda de prensa, Gamarra ha explicado que esta medida, a aplicar a partir del próximo curso, tendría un coste de unos siete millones de euros en el último cuatrimestre de 2018 y de unos 21 millones por año.

Es "una medida demandada desde hace años por toda la comunidad educativa" en aras a mejorar la calidad de la enseñanza, ha añadido, aludiendo a los "duros recortes" de la legislatura pasada, en referencia expresa al "Decretazo de 2012", el Real Decreto de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo, que Podemos quiere derogar, como recoge el punto primero de su iniciativa.

Con esta medida del Gobierno de España "se impuso un aumento considerable del número de alumnos por aula y se perdieron miles de puestos de trabajo", ha dicho el parlamentario de la formación morada, quien ha emplazado al Departamento de Educación, Cultura y Deportes a "revertir algunos recortes".

Carlos Gamarra ha expuesto que los docentes no llegan a atender "correctamente" al alumnado porque las "imposiciones burocráticas" de la LOMCE les impiden llegar a formarse adecuadamente y desarrollar programas de innovación educativa, de ahí la propuesta de volver a las 18 horas semanales de atención directa a los alumnos en Secundaria y 23 en Infantil y Primaria, ya que ahora son 20 y 25 horas, respectivamente.

Podemos pide que no solo se tengan en cuenta, para reducir la carga docente, tareas actualmente reconocidas, como la coordinación o la gestión de la biblioteca, sino también la formación docente o la innovación. "Es el momento de aplicar este tipo de medidas y revertir los recortes", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.