Gemma Geis, Eduard Pujol, JxCat.
Gemma Geis, Eduard Pujol, JxCat. @JUNTSXCAT

Los parlamentarios de JxCat se han reunido este lunes en Bruselas para desencallar las negociaciones y ultimar un acuerdo de Gobierno que esperan cerrar "en los próximos días" sin renunciar a investir al expresidente Carles Puigdemont, aunque mantienen la incógnita de cuál sería la fórmula de su presidencia.

En una rueda de prensa en la capital europea, donde Puigdemont se reunió este domingo con una delegación de ERC que terminó "con avances" pero sin acuerdo, el portavoz adjunto de Junts per Catalunya en el Parlament, Eduard Pujol, afirmó que su grupo trabaja "en la buena dirección" para "cristalizar" un pacto.

Pujol se ha mostrado convencido que la CUP, ERC y JxCat "están avanzando" hasta el acuerdo "que desencalle la situación política en Cataluña". A lo largo de este lunes los representantes de JxCat presentes en la capital belga no saldrán de la misma y Pujol ha dejado caer que el "acuerdo que queremos" llegará en los próximos días, mientras que a día de hoy se encuentran en una "pausa serena".

"El acuerdo ha de proteger la investidura de Puigdemont, continuamos en este punto, y las negociaciones van en este sentido", ha afirmado, al igual que la necesidad de "desactivar el 155" que sigue vigente en Cataluña.

"De investidura y presidencia solo hay una", ha insistido Pujol a preguntas de los periodistas.

JxCat mantiene así su idea de que investir a Puigdemont sin violar el reglamento de la Cámara es posible, un plan no está exento de dificultades, ya que el Tribunal Constitucional ha prohibido cualquier investidura de Puigdemont que no sea presencial y le ha requerido un permiso judicial -que no ha llegado a solicitar- en el caso de que regresara de Bélgica.

La fórmula pasaría porqué Puigdemont sea investido de forma "simbólica" a través de una asamblea de cargos electos, opción avalada por ERC, Pujol eludió dar "detalles, precisiones" y se refirió al "marco global".

¿Qué es la Asamblea de Electos de la AMI?

La Asamblea de Electos que creó la Associació de Municipis per la Indepèndencia (AMI) fue presentada en sociedad el 26 de octubre de 2016 y actualmente tiene casi 4.000 cargos electos inscritos.

Esta asamblea, nunca reunida formalmente, ha vuelto a la actualidad este lunes al plantearse que un órgano así sea el encargado eventualmente de investir a Carles Puigdemont presidente de la Generalitat en Bélgica mientras, en paralelo, se inviste en el Parlament a otro presidente con funciones efectivas, aunque los grupos independentistas consideren legítimo al candidato de JxCat.

¿Cuál su misión?

La denominación de este órgano de la AMI es Assemblea d'Electes de Catalunya (Aecat) y la encargada de presentarlo en 2016 fue la presidenta de la AMI, Neus Lloveras, durante un acto en el Museu de les Cultures del Món de Barcelona tras una reunión extraordinaria de la Ejecutiva de la AMI.

Lloveras expuso que la iniciativa se creaba para sortear los "obstáculos" que el Estado pusiera contra el proyecto independentista, pero no entró en detalles, sino que dijo que no era el momento de abordar qué trabas podían ser.

"Si hay obstáculos y por la vía normal no se puede hacer, la Assemblea estará ahí para actuar y hacer posible lo que nos han pedido los ciudadanos. Sería negativo avanzar más detalles", explicó aquel día.

Entonces, la entidad empezó una gira por varios municipios para explicar la existencia de la Aecat e invitar a los cargos electos a inscribirse: los que lo han hecho han recibido un carné con el logotipo de la Assemblea, como reflejan varios tuits del perfil de este órgano en la red social.

¿Cuántos cargos electos se han inscrito?

La AMI calculó que podían inscribirse en la Aecat 9.283 cargos electos de cualquier partido: 9.077 concejales y alcaldes catalanes; 135 diputados del Parlament; 47 diputados del Congreso; 16 senadores, y 8 eurodiputados --los casi 4.000 inscritos actuales suponen un 43% del total--.

La Aecat se creó al poco de anunciar Puigdemont su apuesta por un referéndum; justo un año y un día después de su presentación el 27 de octubre de 2017, se declaró la República y llegó la intervención de la autonomía en aplicación del artículo 155.

La Assemblea no llegó a convocarse, aunque Lloveras había explicado el día de su presentación: "Tenemos la obligación de estar organizados para actuar y para garantizar la democracia --el referéndum-- en nuestro país".

En más de un año de vigencia, la Aecat también ha generado alguna anécdota: anunció que dos diputados del PP en Begues (Barcelona) se habían adscrito, y estos alegaron que lo hicieron por "error" ya que pensaron que era el Idcat, el certificado que garantiza la identidad de las personas en internet.

Su funcionalidad

ERC ha verbalizado este lunes que "suena bien" tener un Govern que considera legítimo y que trabaje desde Bruselas, y otro Ejecutivo efectivo que trabaje desde Catalunya: así, se investiría a Puigdemont en Bélgica a través de una Asamblea de Electos, y en el Parlament a otro candidato.

Los republicanos no han querido entrar en detalles sobre la negociación y se han limitado a afirmar que les suena bien este plan, publicado por La Vanguardia y que para ERC tiene la ventaja que le permitiría celebrar una investidura en el Parlament sin consecuencias legales para sus miembros de la Mesa.

Sin embargo, fuentes de JxCat consultadas por Europa Press han enfriado la propuesta asegurando que siguen apostando por una investidura de Puigdemont hecha por la Cámara, y este mismo lunes también ha dicho el diputado de JxCat Eduard Pujol: "Presidencia hay una y será la del presidente Puigdemont. La investidura será la del presidente Puigdemont".

La Mesa prevé abordar este martes el plazo límite para intentar una investidura

La Mesa del Parlament se reúne este martes a las 10 horas y prevé abordar los plazos para investir a un presidente de la Generalitat tras el aplazamiento del pleno que decretó el presidente de la Cámara, Roger Torrent.

Lo hará en base a un informe elaborado por los letrados del Parlament que se está ultimando para que esté listo antes de la reunión, si bien no figura en el orden del día previsto porque todavía no ha sido entregado a los miembros de la Mesa, según han explicado fuentes parlamentarias a Europa Press.

El aplazamiento del pleno generó una duda sobre los mecanismos para votar un presidente: el Parlament tiene dos meses para votar la investidura y no está claro si el tiempo empezó a correr el día que se suspendió el plenario, o aún no ha empezado la cuenta atrás porque no llegó a celebrarse el debate.

Si el escenario es el primero, el tiempo apremia a JxCat y ERC para llegar a un pacto de investidura, mientras que, si es el segundo, los dos partidos tendrían más margen para llegar a un acuerdo.

Los letrados han analizado en profundidad el reglamento del Parlament y la ley catalana de Presidencia, cuyo artículo 4.6 establece que, 'si transcurridos dos meses desde la primera votación de investidura, ningún candidato ha sido elegido, la legislatura queda disuelta automáticamente'.

Así, ahora los letrados deben indicar si la cuenta atrás de dos meses se ha activado o no: sus indicaciones no son vinculantes, pero tendrán mucho valor para establecer un calendario de investidura y saber si las elecciones están en el horizonte de dos meses.