Ceniceros visita mamógrafo digtal San Pedro
Ceniceros visita mamógrafo digtal San Pedro GOBIERNO RIOJANO

Tal y como ha declarado José Ignacio Ceniceros, "la incorporación de estos equipos de última generación permitirá realizar diagnósticos más precisos y proporcionar a los pacientes tratamientos más eficaces, menos agresivos y de menor duración".

En primer lugar, el jefe del Ejecutivo regional se ha desplazado al Hospital San Pedro de Logroño, donde se ha instalado un nuevo mamógrafo digital financiado por la Fundación Amancio Ortega por medio de un convenio de colaboración suscrito con el Gobierno regional. El acuerdo contemplaba la adquisición de este equipo y de dos aceleradores lineales de última generación por un importe global de 5 millones de euros. El coste del nuevo mamógrafo asciende a 250.000 euros.

Ceniceros ha explicado que el nuevo mamógrafo digital se ha instalado en el Hospital San Pedro dado que cuenta con la Unidad de Mama de referencia en La Rioja. Se trata de un equipo que permitirá a la unidad aumentar su eficacia y productividad, ya que tiene capacidad para realizar unos 16.000 estudios al año y está preparado para realizar pruebas de mayor complejidad, por lo que dará servicio a toda la región.

El nuevo equipo es un mamógrafo digital con tomosíntesis de última generación que permite detectar un mayor porcentaje de los cánceres más invasivos, lo que supone disminuir los índices de mortalidad a largo plazo. Además, aumenta la sensibilidad en la detección del cáncer de mama, lo que reducirá el número de rellamadas y contribuirá a disminuir la ansiedad de las pacientes.

MENOS TRASLADOS A LOGROÑO

Tras la visita al Hospital San Pedro, José Ignacio Ceniceros se ha trasladado a la Fundación Hospital de Calahorra, donde se ha instalado el mamógrafo que venía prestando servicio en el Hospital San Pedro. Es un equipo que "mejorará la atención desde dos puntos de vista", según ha informado el presidente regional. Por un lado, cuantitativamente, ya que permitirá realizar un mayor número de mamografías (el año pasado se practicaron 358 estudios de este tipo en la Fundación Hospital de Calahorra). Y, por otra parte, cualitativamente, ya que posee una mayor capacidad de resolución y contraste de imagen, algo que redundará en una reducción de traslados a Logroño para muchas mujeres procedentes de la Rioja Baja.

Los dos equipos darán cobertura, además, a pacientes procedentes de País Vasco, Navarra y Castilla y León, en virtud de los convenios suscritos por sus respectivas comunidades autónomas con la Consejería de Salud.

En ambas visitas, Ceniceros ha estado acompañado por la consejera de Salud, María Martín; el director del Área de Salud, José Miguel Acitores; el gerente de la Fundación Rioja Salud, Javier Aparicio; y la jefa de servicio de la Unidad de Diagnóstico de Mama, Mercedes Sáinz. En Calahorra, además, han tomado parte en el acto el alcalde de la localidad, Luis Martínez Portillo; el gerente de la Fundación Hospital de Calahorra, Juan Manuel Pacheco; el director médico de este centro hospitalario, Manuel Vallejo; y la directora de Enfermería, Sylvia Vaquero.

EL TUMOR MÁS FRECUENTE ENTRE LAS RIOJANAS

El cáncer de mama es el de mayor incidencia entre las mujeres riojanas (30 por ciento), seguido del colorrectal (15 por ciento), pulmón (6 por ciento) y cuello de útero (6 por ciento).

El año pasado se detectaron 255 cánceres de mama en La Rioja. El programa de detección precoz revisó a 18.582 mujeres, de las que se volvió a citar a 968 y, de ellas, 67 tenían cáncer. Además, se realizaron 7.130 pruebas a otras tantas pacientes que presentaban alguna sintomatología y que fueron derivadas desde Atención Primaria, Especializada o compañías mutuas privadas.

Ceniceros ha aprovechado la ocasión para recordar a todas las mujeres "la importancia de hacer caso a la llamada" del programa de detección precoz.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.