Junto a esta cantidad, según han indicado en un comunicado, la Federación Galega de Caza se embolsó más de 55.000 euros de la Secretaría Xeral para o Deporte, que se suman a otros 50.000 percibidos desde la Consellería do Medio Ambiente en convenios de colaboración.

Las asociaciones han censurado también que la Federación Galega de Caza llegase a "atacar" a formaciones políticas o que haya pedido rebajar la edad efectiva para cazar a los 14 años, situada actualmente en los 16.

Así, los animalistas han criticado la actitud del Ejecutivo autonómico con una disciplina que, en sus palabras, es "rechazada por la inmensa mayoría de la ciudadanía".

En este sentido, las fundaciones han anunciado la elaboración de una proposición legislativa para suprimir la caza como actividad deportiva y con la que persiguen que no se pueda beneficiar de los fondos públicos.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.