Imaginen qué se puede hacer con 231 millones de euros en el bolsillo... Muchísimas cosas, seguro. Y es que 231 millones dan para mucho siempre que con ese dinero no haya que organizar la economía ciudadana de 293.255 personas y gestionar una urbe como Vigo. Pero no se apuren, que esa tarea le toca a otros.

Ayer, precisamente, el pleno municipal dio su respaldo definitivo, con la abstención del PP, a los que serán los primeros presupuestos locales no prorrogados desde 2005. Eso sí, en ellos no se han tenido en cuenta las alegaciones de los populares ni las de dos asociaciones vecinales.

El reparto del pastel

En el capítulo más jugoso, el de Inversiones, figuran 38 millones de euros que el Gobierno local ya ha distribuido. Un reparto que no ha caído bien entre los vecinos.

Los representantes vecinales consideran que las inversiones se centran en exceso en humanizar zonas «para que quede bonito» y olvidan las verdaderas necesidades de los barrios: crear y reformar aceras, asfaltar calles, etc.

Sin embargo, la concejala de Hacienda, la socialista Raquel Díaz, defendió ayer su trabajo y aseguró que las cuentas locales se han hecho pensando en «un nuevo modelo de ciudad» en el que se «eliminen las desigualdades».

La mayor partida

Más de 15 millones: El departamento que dispondrá más dinero será Vías y Obras, que dirige la socialista Isaura Abelairas. Contará con 15,5 millones, diez de los cuales se irán en proyectos de reforma y humanización de calles.

Por barrios: Si se cumplen las previsiones del presupuesto local, los más satisfechos en 2008 serán los vecinos del entorno de Povisa, cuya reforma se llevará 2,3 millones. Los siguientes serán los de Sanjurjo Badía, que se lleva el grueso de las inversiones en Teis (1,4 de los 1,8 millones destinados allí). O Calvario recibirá 1, 5 millones, pero Balaídos o Bouzas no llegan ni al millón.

Educación, Tráfico y Cultura

El gasto en Educación subirá en 2008. La inyección que tiene preparada el Concello para nutrir de infraestructuras y ofrecer ayudas a los más pequeños de la casa asciende a los ocho millones de euros. También generosa es la cuantía que manejará Tráfico, pues sobrepasa los seis millones de euros. Pero, sin duda, la gran partida se la lleva Cultura, aunque apenas se vaya a notar en la ciudad, pues de los 19,2 millones que se destinan, 15 irán a parar al futuro auditorio, cuyas obras llevan dos años de retraso ya.