En este sentido, los hechos se desencadenaron tras la denuncia del empleado de una óptica ubicada en un centro comercial de Telde manifestando haber sido víctima de un robo con intimidación.

En un comunicado, la Jefatura Superior de Policía de Canarias explicó que el trabajador narró a los agentes cómo un individuo, tras amedrentarle, se apoderó de 32 gafas de sol valoradas en 6.680 euros huyendo inmediatamente del lugar.

REGRESÓ A LA ÓPTICA DÍAS DESPUÉS

Días después, el mismo individuo regresó al comercio donde fue inmediatamente reconocido por uno de los trabajadores, que dio aviso al personal de seguridad del centro y estos a la Policía Nacional.

El joven fue retenido por varios vigilantes de seguridad hasta la llegada de los funcionarios policiales, quienes tras comprobar los hechos procedieron a su detención como presunto autor de un delito de robo con intimidación.

Finalmente, en el momento de la detención, al arrestado le fueron intervenidas varias prendas deportivas que el mismo acababa de sustraer en uno de los comercios y que fueron devueltas a sus legítimos propietarios.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.