Los vecinos de la parroquia de Navia llevan tiempo reclamando un cambio de sentido en varias de las calles que conforman el barrio, con el fin de mejorar la circulación en la zona. Ayer el Concello aprobó la esperada modificación que se ejecutará el próximo año y afectará a cuatro calles en total: Pereiras, Lourido, Cerqueiro y Bravo. Para ello, se reformará la señalización actualy el acceso al resto de viales.