Carlos Tartiere
Carlos Tartiere AYUNTAMIENTO DE OVIEDO

Así se ha pronunciado el delegado del Gobierno en Asturias después de participar en la reunión con la Junta de Seguridad de cara al partido que enfrentará al Real Oviedo y el Sporting de Gijón, donde ha anunciado un dispositivo de seguridad que va a garantizar "que esto sea lo que todos deseamos; la fiesta del fútbol asturiano".

De Lorenzo ha esperado que las dos aficiones celebren el derbi "con alegría, deportividad y tranquilidad" para que no haya que lamentar ningún incidente. "Creo que va a ser así", ha indicado, para anunciar un dispositivo de 400 efectivos entre Guardias Civiles, Política Nacional, Local y vigilancia privada.

En ese sentido, ha explicado que la llegada de los aficionados se ha coordinado a través de un trabajo en común entre los clubs, policías y peñas para que los más de 20 autobuses que saldrán de El Molinón sobre las 13.30 puedan acceder sin dificultades al Tartiere. Dentro del estadio habrá una zona dedicada a los 1.500 aficionados del Sporting.

Una vez finalizado el encuentro asturiano, a los 20-30 minutos, los sportinguistas podrán salir hacia los autobuses. "Estamos tratando de hacer las cosas exactamente igual que se hicieron en Gijón en la primera vuelta", ha indicado De Lorenzo, para explicar que hacia 14 años que no había un derbi "y ahora vuelve a haber experiencia y hay un trabajo impecable".

"Estamos en buenas manos", ha indicado De Lorenzo, que también ha explicado que el operativo contempla todo tipo de conflictos. Así, ha lamentado que haya aficionados que no ven el encuentro como una celebración y no vayan a animar a tu equipo.

"Hay gente que busca otra especie de mala diversión, que a veces lleva al extremo de tener victimas mortales", ha señalado, para precisar que, en todo caso, se trata de grupos minúsculos que no valen para calificar a toda la afición".

Consulta aquí más noticias de Asturias.