El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron
El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron EUROPA PRESS

La coalición ha celebrado este sábado en el Teatro de Ansoáin el EH Bildu Gunea. Un acto en el que han participado la parlamentaria de EH Bildu Bakartxo Ruiz, el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, y el que fuera diputado de la formación Sabino Cuadra

Bakartxo Ruiz ha destacado que "es innegable que el cambio está siendo positivo" y que "se están dando pasos para reconocer derechos a quienes no los tenían" y para hacer una Navarra "más plural".

Asimismo, ha advertido de que "el régimen sigue ahí" intentando "poner palos en las ruedas". "Han sido muchos años de trabajo para llegar hasta donde estamos y construir la nueva Navarra nos va a llevar mucho más de cuatro años", ha resaltado la parlamentaria que ha incidido en la importancia de "seguir trabajando en la calle con seriedad, responsabilidad y humildad".

Así, se ha mostrado "orgullosa del camino que hemos recorrido hasta ahora" para "avanzar sin complejos" a pesar "de los palos en las ruedas que se nos ponen desde diferentes ámbitos".

Para Bakartxo Ruiz, el reto más importante en estos momentos va a ser "la relación con el Estado" y ha recordado la sentencia del Tribunal Constitucional que anula la Ley Foral "para hacer frente al copago". Una sentencia, ha continuado, que "nos prohíbe plantear mejoras para la ciudadanía". "Profundizar en el cambio nos tiene que llevar a ser dueños de nuestras propias decisiones que van en favor de una sociedad más justa", ha reclamado.

La parlamentaria ha destacado el compromiso de EH Bildu en la "responsabilidad con el cambio impulsado por la ciudadanía navarra" y ha llamado a que "por encima de intereses partidistas primen los intereses de las miles de personas que en 2015 pidieron cambio político". También ha pedido responsabilidad con "las miles de personas que pelearon durante años para hacer una Navarra diferente, no encorsetada por esas pautas estrechas que quiere el régimen; una Navarra abierta, plural y para todos y todas".

"CUANDO MIRAMOS ATRÁS VEMOS QUE EL CAMINO HA MERECIDO LA PENA"

Por su parte, el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, ha destacado que los navarros "pedisteis cambio en su momento" y "una nueva manera de hacer política de izquierdas y honesta" para "desalojar el profundo olor a rancio que había en las instituciones".

"Cuando la legislatura termine tendremos una Navarra mas verde, sostenible, social y especialmente feminista", ha asegurado Asiron que ha resaltado que "cuando miramos atrás vemos el camino recorrido y vemos que ha merecido la pena".

El alcalde de Pamplona ha destacado las medidas impulsadas por EH Bildu allá donde gobierna, incidiendo especialmente en que Pamplona "se ha conseguido colocar en la vanguardia de la memoria histórica".

"Sin embargo sabemos que no ha sido fácil, hemos trabajado con ahínco", ha reconocido Asiron que ha criticado que la oposición en el Consistorio pamplonés "ha hecho todo lo posible para torpedear" y que "no podamos avanzar en nuestro camino". "No han podido asumir esa derrota, que están derrotados política, social y moralmente", ha recalcado el alcalde de la capital navarra que ha asegurado que "en dos años no han sido capaces de proponer absolutamente nada constructivo".

Asiron ha subrayado que "nos queda un año y medio de legislatura" y ha llamado a "exprimir el cambio hasta el último día". Asimismo ha remarcado que "cuatro años no son suficientes para rascar la pintura del régimen, para asentar la revolución municipalista que se ha puesto en marcha". "No hemos venido a ser una mera anécdota de cuatro años sino que hemos venido a quedarnos", ha sentenciado.

En su intervención, el ex diputado de Bildu, Sabino Cuadra ha recordado el "chaparrón de votos y cargos" y la "explosión de alegría" la primera vez que Bildu se presentó a las elecciones en 2011 y ha señalado que tras los comicios autonómicos y locales de 2015 se comprobó "que el cambio había venido para quedarse".

A pesar de los pasos dados, Cuadra ha señalado que es "ridículo echar las campanas al vuelo" porque "sigue habiendo problemas", "los que están enfrente son muy poderosos" y "el trabajo no es fácil".

En este sentido ha destacado que "el cambio necesita tiempo, acabamos de empezar, y seguir manteniendo la firmeza". "No debe temblar el pulso ni en las instituciones ni en la calle. No podemos perder el norte", ha reivindicado. "Las murallas que han levantado UPN y PP las vamos a tener que derribar a base de minar sus cimientos, de escalar sus muros", ha subrayado.

Consulta aquí más noticias de Navarra.