El grupo de investigación en “Bioinsecticidas microbianos”
El grupo de investigación en “Bioinsecticidas microbianos” UPNA

Se trata de 'Entomofagia' e 'Insect Farming' (cría de insectos), la primera de ellas disponible como optativa en el grado en Innovación de Procesos y Productos Alimentarios y la segunda, ofrecida en formato online y en inglés para la misma titulación y para la de Ingeniería Agroalimentaria y del Medio Rural.

El desarrollo de estas materias ha sido posible gracias al trabajo desarrollado en el marco del grupo de investigación de 'Bioinsecticidas microbianos', liderado por el catedrático Primitivo Caballero Murillo e integrado, además, por Delia Muñoz Labiano, Rosa Murillo Pérez e Iñigo Ruiz de Escudero Fuentemilla, todos ellos del Departamento de Producción Agraria. Además, también colabora en la dirección de trabajos el docente del Departamento de Tecnología de Alimentos Iñigo Arozarena Martinicorena.

Ambas asignaturas son relativamente nuevas, ya que 'Entomofagia' comenzó en el curso 2015-16 e 'Insect Farming' hizo lo propio en el 2016-17. Las dos derivan de "un interés creciente por parte de la industria alimentaria en el desarrollo de productos alimentarios con insectos como materia prima destinados al consumo humano", ha explicado la UPNA en una nota.

En relación con esto, cabe destacar que el 1 de enero de este año entró en vigor un reglamento europeo (Novel Foods Regulation, ya aprobada en noviembre de 2015), que permite a las empresas de todos los países miembros solicitar autorización para desarrollar y comercializar estos productos. Hasta ahora, en España, tal y como explica la investigadora Delia Muñoz, "esto sólo era posible para la alimentación de mascotas insectívoras (por ejemplo, reptiles o pájaros), aunque en otros países europeos como Holanda o Bélgica, sí estaba permitido".

En la actualidad, en el Insectario de la UPNA existen una docena de especies, destinadas fundamentalmente a la investigación de bioinsecticidas, esto es, aquellos que no utilizan químicos sino patógenos de los propios insectos, con el fin de obtener productos más sostenibles y reducir la sobreexposición humana a tóxicos. Es en este Insectario donde el grupo de investigación anteriormente mencionado, junto con tres técnicas de laboratorio que preparan las muestras, desarrolla parte de su labor, aunque en los últimos años también se está investigando sobre la cría de insectos con fines alimentarios, como se ha explicado anteriormente.

Entre algunos de los trabajos de fin de estudios desarrollados recientemente por el alumnado en relación con este último tema, destaca uno de ellos centrado en cómo influye la alimentación que se les proporciona a los insectos con los nutrientes que luego presentan: en concreto, en esta investigación, se les alimentó con desechos de verduras (zanahoria o brócoli, lo que, además, permitiría su integración en sistemas de economía circular) con el fin de comprobar que, efectivamente, "ambos hechos estaban directamente relacionados", ha explicado la UPNA que ha precisado que en estos casos "sólo podría utilizarse para alimentar a mascotas, nunca a humanos".

También se están llevando a cabo, de manera puntual, investigaciones con harina obtenida a partir de 'Tenebrio molitor' (también llamado gusano de la harina, un tipo de coleóptero más conocido en su forma larvaria) para la alimentación humana.

Tal y como explica la investigadora Delia Muñoz, "los insectos presentan interesantes valores nutritivos, en concreto, un alto contenido en proteína y grasas saludables, además de ser un alimento ecológicamente sostenible". "Por estos motivos, el consumo de insectos criados y comercializados de manera controlada y adecuada está recomendado por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura)", ha destacado.

Consulta aquí más noticias de Navarra.