Pillan a 100 magrebíes que descuartizaban corderos ilegalmente
Imagen de los animales que desollaban en las granjas clandestinas.

La Guardia Civil desmanteló el pasado martes en el municipio de Lorca una explotación y un matadero clandestinos de ganado ovino y caprino donde más de 100 magrebíes degollaban por el rito musulmán a los animales. La carne de los animales se destinaba al consumo de los ciudadanos árabes.

Los magrebíes desollaban y le sacaban las vísceras a los corderos y cabritos con todo tipo de cuchillos. En otros casos, los animales eran introducidos vivos en los maleteros de los vehículos, que se encontraban estacionados a lo largo de  más de un centenar de metros en el camino de acceso a la explotación.

Las instalaciones ganaderas y el matadero desmantelados no tenían autorización para su funcionamiento y desarrollaban sus actividades sin ningún tipo de control sanitario.

La Guardia Civil ha imputado a dos personas, de nacionalidad española, que regentaban las instalaciones.

Durante las actuaciones, la Guardia Civil se ha incautado de 150 cabezas de ganado que no tenían identificación sanitaria.

No es la primera vez

En diciembre de 2005, la Guardia Civil ya desmanteló otra granja y matadero de ganados clandestinos en el municipio de Murcia. En febrero de este año, otras dos granjas clandestinas fueron desmanteladas, en Murcia capital y en Las Torres de Cotillas. En estos casos, todo indicaba que la carne iba dirigida a los sectores más deprimidos de la población.

Actualmente, el sacrificio de ganado sin ningún tipo de control sanitario ni veterinario puede conllevar riesgos para la salud. Este tipo de prácticas puede provocar el mal de las vacas locas (scrapie de las ovejas) y la fiebre catarral ovina (mal de la lengua azul).