"Si de verdad querían mejorar el transporte público lo lógico hubiese sido también lo más fácil y barato: más autobuses y más conductores para tener más frecuencias, pero han preferido una millonada, un nombre rimbombante y dos mamotretos de hormigón para acabar cabreando a todo Santander", ha enfatizado en un comunicado al respecto.

Para el regionalista, es lógico que en las próximas semanas el servicio "mejore" desde el "caos absoluto" que, a su juicio, se produjo ayer, jueves, pero ha considerado que "no lo hará lo suficiente para justificar un gasto de más de siete millones de euros para empeorar las cosas".

"Si siguen empeñados en subrayar que el 60 por ciento de los santanderinos no notará ningún cambio es porque saben que han sumido a Santander en un lío lamentable", cree Fuentes-Pila, para quien es "inexplicable" que en una ciudad de las dimensiones de la capital cántabra las dificultades de circulación sean "homologables a las de las grandes urbes".

En este sentido, ha considerado que el Metro-TUS es uno más de una "larga lista" de errores que han convertido la circulación por la ciudad en "una verdadera carrera de obstáculos". "Aparcamientos millonarios subterráneos vacíos, un carril bici que aparece y desaparece, cientos de aparcamientos menos, una OLA que tiene un 30% por ciento más de tarjetas que de plazas, pocos aparcamientos para motos...", ha enumerado el regionalista, para quien "cosa que tocan, cosa que empeoran".

En su opinión, el nuevo sistema deja "a los barrios periféricos con menos frecuencias y la obligación de hacer trasbordo y empeora las conexiones a muchos usuarios, como a los estudiantes que van a Las Llamas".

"CRÍTICA UNÁNIME"

Por otra parte, Fuentes-Pila cree que la "crítica ciudadana casi unánime" que ha producido la puesta en marcha del servicio se debe a que es un "error" pero, también, a que el PP ha basado la "propaganda" del Metro-Tus en una "falsedad". "Venimos advirtiendo hace tiempo que muchas líneas perdían frecuencias y sumarían trasbordos", ha recordado el regionalista, para quien "las cuentas no salían".

"Si sólo hay cinco autobuses más, que son los de la línea central, y se refuerzan algunas líneas, era esperable que otras iban a perder frecuencias, como ahora, lamentablemente, están comprobando muchos usuarios", ha apuntado.

Además, cree que ha habido una falta "evidente" de previsión e información a los usuarios, al tiempo que ha lamentado que "con tanto tiempo, tanta gente y tantos miles de euros después" ni siquiera se previese que la "gente se iba a mojar en los intercambiadores". "Parece difícil que quienes han dejado la ciudad prácticamente a oscuras vayan a ser capaces de lograr un tráfico más fluido", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.