El consejero de Educación, Fernando Rey
El consejero de Educación, Fernando Rey EUROPA PRESS

Así lo ha explicado el consejero de Educación, Fernando Rey, en relación a la carta remitida al presidente del Senado, Pío García-Escudero, al que calificaba en la misiva de "mamporrero" y en la que también se refería al expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero como "indigente mental" por promover la "aberrante" Ley de la Memoria Histórica.

Fernando Rey, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha explicado que se ha abierto expediente, como procedimiento "habitual", para ver si de esas declaraciones se desprende una infracción en relación a su cargo como director de un colegio. "El caso no es tan sencillo como destitúyase, no estamos en Venezuela, hay garantías", ha aseverado el consejero tras explicar que la Constitución ampara la libertad ideológica y de expresión, pero con límites.

El titular de Educación ha aclarado que lo que hay que determinar es si hay relación entre las manifestaciones que hizo y su labor docente, aunque como cargo público ya sean "impropias" e "inadecuadas".

En esta línea, ha incidido en que se espera de los cargos públicos una "conducta ejemplar" porque si faltan al decoro y al respecto no se puede esperar que los ciudadanos cumplan las normas.

Rey, quien también considera "desafortunadas" unas declaraciones en las que además hay "insultos", cree que hay una responsabilidad política, pero luego puede haberlas jurídicas o disciplinarias en relación a su función como director, que sería algo "distinto".

Sin embargo, ha advertido de que no se puede "destituir de forma arbitraria" a un director de centro, sino que hay un "procedimiento" a seguir, tras lo que ha recordado que los directores y profesores tienen deber de "neutralidad ideológica" en el aula y "no se puede adoctrinar", pero "como ciudadanos" sí tienen libertad para ello, algo que ampara la Constitución.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.