Los posibles beneficiarios de la Ley de Dependencia que hay en la Comunitat todavía no han recibido las ayudas que ésta contempla para ellos en forma de residencias, centros de día, teleasistencia, o bien con dinero en metálico para los cuidadores.

El motivo es doble: la Conselleria de Bienestar Social está todavía valorando a las personas que solicitaron pasar la prueba. A ello hay que unir que el Gobierno y la Generalitat todavía no han suscrito el acuerdo que contempla 21,2 millones de euros para la Comunitat en 2007.

Así, todo parece indicar que el año finalizará sin que ningún gran dependiente (los casos más graves, por los que se ha empezado) de la Comunitat recibirá la ayuda de 2007 antes de que finalice el año.

Bienestar Social no quiso ayer, a preguntas de este periódico, concretar cuántas personas están ya valoradas, aunque fuentes de este departamento reconocieron que aún no se ha pagado. La segunda línea de financiación, al margen del convenio, se concede por persona.

El PP aprobó el lunes en Les Corts el silencio administrativo negativo: la falta de respuesta a las solicitudes no implicará que automáticamente se concedan, como pasa con otros trámites.

Dinos

... qué te parece e-mail l zona20alicante@20minutos.es correo l Jerusalén, 3, 03001, Alicante o en www.20minutos.es

En otras comunidades ya las dan

La Ley de Dependencia va a diferentes velocidades en función de la comunidad en la que se desarrolla. Sin ir más lejos, las personas consideradas como grandes dependientes ya están cobrando las ayudas en el País Vasco y Asturias, y las precibirán desde este lunes en Castilla y León. En Andalucía también han empezado, pero va lento, y en Cataluña cobraron los 150 primeros anteayer.

Cifras dispares

Discapacitados: En la Comunitat hay unas 200.000 personas dependientes, según la coordinadora de discapacitados Cocemfe-CV.

Otras ayudas: Conselleria cifra en 340 millones de euros el grueso de las ayudas que ya concedía antes de esta ley.

Ministerio: Asuntos Sociales aportará 250 euros al mes para cada beneficiario, pero antes se debe saber cuántos hay.