Huelga de la limpieza en el metro.
La basura se acumula en la Avenida de América. ANTONIO NAVIA

«Nunca había visto tanta suciedad junta en el metro». Es la impresión de Esvelly Carrera, usuaria del suburbano de 32 años, al ver la basura que inunda los túneles del metro después de cuatro días de huelga indefinida de los trabajadores de la limpieza. Según UGT, en toda la red hay unos 7.000 kilos de desperdicios sin recoger.

Las empresas y los trabajadores se acusan mutuamente de estar "ensuciando" la huelga.
Las papeleras de la red
ya no dan abasto y acumulan todo tipo de desperdicios a su alrededor: papeles, latas, líquidos y pieles de fruta. Las ráfagas de aire arremolinan las bolas de pelusa en los andenes y una capa de polvo recubre el interior de los vagones. Las estaciones más concurridas (Avenida de América, Moncloa, Plaza de Castilla, Sol y Plaza de España) son las más afectadas. «En Plaza de Castilla ya huele fatal», según Francisco Sanseco, portavoz de UGT.

La huelga podría llegar hoy a su fin. Las empresas concesionarias de la limpieza han convocado a los trabajadores a las 9.30 horas «para presentar una propuesta», pero los sindicatos no son optimistas.

Se acusan mutuamente

Las empresas y los trabajadores se acusan mutuamente de estar «ensuciando» la huelga. Unos creen que los huelguistas están recortando papeles y volcando papeleras para incrementar la suciedad; los otros acusan a las empresas de contratar a empleados ajenos para que limpien las estaciones: «Algunas están misteriosamente limpias».

«Te quedas pegado a las puertas»

Mª Carmen Fanjul. Limpiadora, 48 años. «Soy del mismo gremio que los trabajadores que están en huelga. Nos pagan mal, nos explotan y nuestra salud corre peligro. A nadie le gusta ver el metro sucio, pero la gente debe entender nuestra reivindicación. Las negociaciones van fatal».

Andra Chelner. Estudiante, 16 años. «Da un poco de asco ir estos días por el metro. Hasta las puertas están pringosas y te quedas pegado cuando vas a abrir. Todo está lleno de papeles, zumo por el suelo, latas,... la gente también es un poco cerda. Me parece bien que pidan más sueldo».

Francisco Real. Profesor, 59 años. «Está muy mal que todavía no hayan dado una solución, porque esto sólo puede traer problemas de higiene. Las empresas y los sindicatos deberían sentarse ya para llegar a un pacto. Imagino que su reivindicación será justa; están todos de acuerdo».