El 58% de los vascos rechazan la ilegalización de EHAK y ANV. Lo dice el último Euskobarómetro, presentado ayer por su director, el catedrático de la UPV Francisco Llera. Dicho informe refleja también que el 49% de los vascos están en contra del reciente encarcelamiento de los dirigentes de Batasuna.

Son posturas políticas que, en cambio, se muestran «unánimemente» en contra de la vuelta a las armas de ETA, según Llera. Incluso el 41% del electorado de la izquierda abertzale rechaza la violencia de la banda, aunque, eso sí, secunda sus fines.

Así y todo, sigue habiendo un 19% de la izquierda aber-tzale que no expresa su opinión al respecto. Según el autor del Euskobarómetro, la reacción contra la violencia en el seno de la izquierda abertzale ha sido mucho más rápida que al romperse la anterior tregua en 1999.

Lo que divide a la sociedad vasca es el anuncio del lehendakari de la convocatoria de un referéndum de autodeterminación. El 45% de los 1.200 encuestados dicen que apoyarían el plebiscito aunque no lo permitiera la Constitución. Hay un 30% que jamás lo respaldaría y un 19% al que le da igual.

La vuelta a las armas ha aupado al terrorismo como la principal preocupación de los vascos. Para el 21% de los ciudadanos, éste es el principal problema de Euskadi, seguido de la vivienda (también el 21%) y el paro (18%).

En lo personal, bien, gracias

Terrorismo, vivienda, paro... los vascos señalan en el Euskobarómetro cuáles son sus principales preocupaciones, pero preguntados por su situación personal, el 86% responde que le va bien. De hecho, sólo un 2% dice haber tenido sufrido experiencias negativas este año. Será por eso o por otro motivo, pero el caso es que sólo el 14% de los residentes en Euskadi estarían dispuestos a irse del país si les ofrecieran las mismas condiciones de vida en otro sitio.